Zapatitos de tela paso a paso

¡Hola caracolas! Hoy voy a salirme del tema del plástico mágico que llevo tratando unas semanas, pero resulta que acabo de tener un primito nuevo, y la ocasión merecía como poco hacerle unos zapatitos ¿no creéis? ¡que no todos los días aumenta la familia! Además la temporada de primavera-verano suele ser época de nacimientos, y quizá alguna nueva mamá haya pensado en hacer unos para su bebito...

Patucos de bebé de tela azul

Patrones hay muchos por Internet, no tenéis más que buscar "patrón zapatitos bebé" o en inglés "baby booties pattern" y encontraréis unos cuantos. Pero ojo, porque podéis encontrarlos de dos tipos:
  • Patrones para zapatitos de fieltro: los más fáciles de hacer, porque el fieltro se corta y no se desilacha, y encima sólo necesitais una capa de un fieltro gordito para tener unos patucos monos, no hace falta ponerles forro ni nada... la pega es que el fieltro pega demasiado calor como para hacer zapatos de verano, y además normalmente sólo podemos jugar con colores lisos, pero no estampados. Si queréis utilizar este tipo de patrones para hacer zapatos de tela tendréis que tener en cuenta el margen de tela extra que tenéis que cortar para poder doblar hacia dentro (porque la tela sí se deshilacha!)
  • Patrones para zapatitos de tela: normalmente ya llevan dibujado el margen de tela que hay que dejar para doblar. Son más complicados de hacer y por eso muchas veces vienen acompañados de las instrucciones de montaje, ¡porque tendremos que coserlos de manera que todas las costuras posibles queden hacia dentro y no se vean los bordes de la tela! son más difíciles, pero yo creo que son mucho más bonitos y versátiles, por eso hoy os quiero echar un mano con ellos.
  • Y estoy pensando que realmente también encontraréis patrones para zapatitos en crochet... pero esos son fácilmente distinguibles, jeje ^.^

Yo la verdad es que he buscado mucho ¡y leído mucho! y te das cuenta de que cada persona los cose a su manera, pero hay un tema más o menos común, y es cómo rematar para que las costuras queden hacia adentro. Unos lo hacen de una manera y otros de otra, y unos consiguen mejores resultados que otros... pero prestando atención puedes ir sacando pequeños trucos de cada explicación ¡hasta dar con la combinación perfecta! Me ha costado lo suyo, porque además yo soy nula con la máquina de coser, pero finalmente he conseguido lo que quería: unos zapatitos con TODAS las costuras hacia dentro ¡no se ve ni una!

Y como no me ha sido fácil conseguir la fórmula, voy a compartirla con vosotros.


Necesitamos:
  • Un patrón para zapatitos de tela. Sobre todo aseguraos de tener en cuenta el margen extra de tela que hay que tener para poder doblar los bordes hacia dentro. Yo no os puedo pasar el patrón que he utilizado para estos zapatos porque no es gratuito (en I think sew, tenéis muchísimos muy completos y a muy buen precio), pero el método es el mismo para casi cualquier tipo de zapato.
  • Tela fuerte para el empeine. Es la que va a darle consistencia al zapato, así que si la que os gusta es finita ponedle entretela para darle algo más de cuerpo.
  • Tela suave para el forro. Es la que irá en contacto con la piel del bebé, así que cuanto más agradable al tacto mejor. Y cuanto más natural también mejor, que transpire bien y no tengamos riesgo de alergias o algo parecido.
  • Opcional: Tela antideslizante para la suela. Si los zapatitos son para un recién nacido igual no hace falta y podéis hacer la suela con la misma tela que el empeine, pero si es para un niño que ya se mueve o gatea pues mejor antideslizante y le ayudamos un poco ☺
  • Hilo que combine con las telas. Y si tienen colores muy diferentes mejor que combine con la tela del empeine... yo cometí el error de utilizar un hilo del color del forro y hay zonas en que se me notan las puntadas por la parte de fuera.
  • Alfileres, muuuuuchos alfileres
  • Máquina de coser (y un poco de maña) o aguja para coser a mano.
  • Tijeras.
  • Pegamento para tela. No es obligatorio pero puede venir bien.
  • Plancha.



¡Y vamos a por ello!
Lo primero es imprimir el patrón en el tamaño adecuado. Hay muchos patrones que vienen ya en varios tamaños según la edad del bebé, pero si el nuestro no es así pues tendremos que calcular cómo de grande lo queremos e imprimir el patrón a una escala adecuada.

Ahora cortamos la tela. Para cada zapato necesitaremos dos piezas del empeine y dos de la suela (una con cada tela). Cuidado porque hay que cortarlas en espejo, para que cuando pongamos ambas piezas revés con revés nos coincidan a la perfección.
Yo además he cortado otra pieza de suela de una guata muy finita, para que quede un poco acolchada, pero no es necesario.

Piezas de tela cortadas

Empezamos a coser por el empeine. Cogemos ambas piezas, las colocamos derecho con derecho, de modo que nos quede hacia fuera el revés de ambas telas y cosemos toda la parte interior. Como ayuda podemos marcar por dónde debe ir la costura con tiza o rotulador de costurera. Yo lo he cosido a máquina y por eso he pillado ambas telas con alfileres, para evitar que se me desplacen.

Piezas del empeine encaradas

Una vez que esté cosido tenemos que darle la vuelta, pero antes comprobamos si tenemos recovecos como los míos, y en ese caso tenemos que hacer unas rajitas en la tela, para que al dar la vuelta la tela pueda irse a su sitio y no se nos quede pellizcado. Hay que cortar llegando justo hasta la costura, pero con cuidado de no romperla, y aunque no debería ser necesario a mí me gusta poner ahí una gotina de pegamento para tela y así me aseguro de que la tela no vaya a saltar por ahí... me quedo más tranquila.

Detalle costura empeine zapatitos

Ahora sí, le damos la vuelta, planchamos bien las costuras... y esto ya va teniendo buena pinta ¿no? ¡primera costura bien escondida!

Zapatito con la primera costura planchada

Lo siguiente es cerrar el talón. Para ello juntamos ambos extremos, con la parte vista del empeine hacia fuera.

Primer paso para coser el talón

Pillamos los dos extremos de la tela del forro con alfileres.

Alfileres sujetando el forro del talón

Y tiramos de la tela exterior hacia arriba, quedándose del revés.

Como colocar la tela para la costura

Ahí es donde tenemos que hacer la costura.

Costura del talón con alfileres

Una vez que la tengamos hecha volvemos a darle la vuelta para que quede todo como debe ser, y planchamos muy bien las costuras ¡esto ya va pareciendo un zapato!

Costura del talón terminada

Y lo mejor es que la costura del talón ha quedado completamente oculta ¡no se ve ni por un lado ni por otro! Y creédme que esto no fue fácil averiguar cómo hacerlo ^.^

Costura del talón por el otro lado

Ahora viene la parte truculenta, que es ponerle la suela... pero antes vamos a echar una costura rápida para terminar de unir las dos piezas del empeine y que no se nos muevan. No hace falta hacerla con un cuidado especial, es sólo una costura rápida, y la única precaución que debemos tener es hacerla muy próxima al borde, para estar seguros de que quedará en la parte de tela que doblaremos hacia dentro y no se verá.

Costura en el borde inferior del empeine

Para poner la suela empezamos con la pieza interior (la otra la dejamos para luego). La colocamos bajo nuestro zapato y vamos poco a poco haciendo coincidir los bordes y sujetándolos con alfileres. No es fácil en absoluto, a mí siempre me acaba sobrando tela por alguna parte, y sobre todo la parte del talón me cuesta horrores... pero a base de poner suficientes alfileres como para que el zapato parezca un puercoespín al final se queda bien.

Suela del zapato con alfileres

Una vez que esté todo bien sujeto hacemos la costura. Si somos muy valientes o tenemos bastante experiencia con la máquina de coser podemos hacerla a máquina, y si no pues la hacemos con un pespunte a mano bien apretadito y listo.

Zapato con parte de la base cosida

Y alguno dirá ¿pero esto que es? ¿te has vuelto loca, Ana? ¿tanta historia con esconder las costuras y ahora haces esto así, con todos los hilachos para fuera? jajajajaja, tranquilos, tranquilos, que ahora mismo lo arreglamos, con otro truqui de esos aprendidos...
Se trata simplemente de coger la otra pieza de la suela, la de tela antideslizante, y colocarla SOBRE el zapatito, con el revés mirando hacia nosotros. El zapato lo vamos doblando hacia adentro y vamos pillando el borde de la tela con alfileres para que no se mueva.
Y al final nos tenemos que quedar con una especie de sandwich, con las dos suelas una a cada lado y el resto del zapato apretujado dentro.

Resto de la suela sujeta con alfileres

Cosemos con cuidado el contorno. Aquí yo ya me dí por vencida y lo hice a mano, porque es complicadísimo no pillar pliegues de la tela y que nos quede pellizcada. Pero ojo, no lo cosáis entero, tenemos que dejar un trocito abierto para darle la vuelta (mejor si dejáis un poco más que yo, que luego me ví negra para darle la vuelta por ese hueco tan pequeño)

Contorno de la base cosido

¡Y ya casi casi lo tenemos! sólo tenemos que rematar el trozo que hemos dejado abierto con puntada escondida, planchar bien las últimas costuras, con mucho cuidadito ¡y listo para usar!

Zapatito de bebé terminado

¿A que queda mono? y realmente no es difícil, sólo la parte final da algún problemilla, pero en una tarde podemos tener una parejita de zapatos monísimos.

Sólo os doy otro consejo, y es que aunque la explicación se refiera todo el rato a un sólo zapato, es mejor ir haciendo los dos a la vez, porque así os aseguráis de ir haciéndolos de la misma manera, y dejando los mismos márgenes de tela, y es más probable que al terminar os queden los dos iguales... yo no lo hice así (si es que siempre aprendo a cabezazos!) y cuando terminé el segundo resultó ser bastante distinto al primero así que tuve que desarmarlo y rehacerlo cogiendo más margen de tela por algunos sitios y menos por otros para que quedara igual al primero que había hecho ¡un desastre, vamos!

¿Y vosotros? ¿qué tal se os da la máquina de coser? ¿habéis cosido alguna vez algo así y habéis metido la pata como yo? ¿a quién le regalaríais unos zapatitos como estos? ¡podéis contarme lo que queráis en los comentarios, son todo vuestros!


(He enlazado esta entrada a la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs)

Ana
Leer más
¡Hola caracolas! Hoy voy a salirme del tema del plástico mágico que llevo tratando unas semanas, pero resulta que acabo de tener un primito nuevo, y la ocasión merecía como poco hacerle unos zapatitos ¿no creéis? ¡que no todos los días aumenta la familia! Además la temporada de primavera-verano suele ser época de nacimientos, y quizá alguna nueva mamá haya pensado en hacer unos para su bebito...

Patucos de bebé de tela azul

Patrones hay muchos por Internet, no tenéis más que buscar "patrón zapatitos bebé" o en inglés "baby booties pattern" y encontraréis unos cuantos. Pero ojo, porque podéis encontrarlos de dos tipos:
  • Patrones para zapatitos de fieltro: los más fáciles de hacer, porque el fieltro se corta y no se desilacha, y encima sólo necesitais una capa de un fieltro gordito para tener unos patucos monos, no hace falta ponerles forro ni nada... la pega es que el fieltro pega demasiado calor como para hacer zapatos de verano, y además normalmente sólo podemos jugar con colores lisos, pero no estampados. Si queréis utilizar este tipo de patrones para hacer zapatos de tela tendréis que tener en cuenta el margen de tela extra que tenéis que cortar para poder doblar hacia dentro (porque la tela sí se deshilacha!)
  • Patrones para zapatitos de tela: normalmente ya llevan dibujado el margen de tela que hay que dejar para doblar. Son más complicados de hacer y por eso muchas veces vienen acompañados de las instrucciones de montaje, ¡porque tendremos que coserlos de manera que todas las costuras posibles queden hacia dentro y no se vean los bordes de la tela! son más difíciles, pero yo creo que son mucho más bonitos y versátiles, por eso hoy os quiero echar un mano con ellos.
  • Y estoy pensando que realmente también encontraréis patrones para zapatitos en crochet... pero esos son fácilmente distinguibles, jeje ^.^

Yo la verdad es que he buscado mucho ¡y leído mucho! y te das cuenta de que cada persona los cose a su manera, pero hay un tema más o menos común, y es cómo rematar para que las costuras queden hacia adentro. Unos lo hacen de una manera y otros de otra, y unos consiguen mejores resultados que otros... pero prestando atención puedes ir sacando pequeños trucos de cada explicación ¡hasta dar con la combinación perfecta! Me ha costado lo suyo, porque además yo soy nula con la máquina de coser, pero finalmente he conseguido lo que quería: unos zapatitos con TODAS las costuras hacia dentro ¡no se ve ni una!

Y como no me ha sido fácil conseguir la fórmula, voy a compartirla con vosotros.


Necesitamos:
  • Un patrón para zapatitos de tela. Sobre todo aseguraos de tener en cuenta el margen extra de tela que hay que tener para poder doblar los bordes hacia dentro. Yo no os puedo pasar el patrón que he utilizado para estos zapatos porque no es gratuito (en I think sew, tenéis muchísimos muy completos y a muy buen precio), pero el método es el mismo para casi cualquier tipo de zapato.
  • Tela fuerte para el empeine. Es la que va a darle consistencia al zapato, así que si la que os gusta es finita ponedle entretela para darle algo más de cuerpo.
  • Tela suave para el forro. Es la que irá en contacto con la piel del bebé, así que cuanto más agradable al tacto mejor. Y cuanto más natural también mejor, que transpire bien y no tengamos riesgo de alergias o algo parecido.
  • Opcional: Tela antideslizante para la suela. Si los zapatitos son para un recién nacido igual no hace falta y podéis hacer la suela con la misma tela que el empeine, pero si es para un niño que ya se mueve o gatea pues mejor antideslizante y le ayudamos un poco ☺
  • Hilo que combine con las telas. Y si tienen colores muy diferentes mejor que combine con la tela del empeine... yo cometí el error de utilizar un hilo del color del forro y hay zonas en que se me notan las puntadas por la parte de fuera.
  • Alfileres, muuuuuchos alfileres
  • Máquina de coser (y un poco de maña) o aguja para coser a mano.
  • Tijeras.
  • Pegamento para tela. No es obligatorio pero puede venir bien.
  • Plancha.



¡Y vamos a por ello!
Lo primero es imprimir el patrón en el tamaño adecuado. Hay muchos patrones que vienen ya en varios tamaños según la edad del bebé, pero si el nuestro no es así pues tendremos que calcular cómo de grande lo queremos e imprimir el patrón a una escala adecuada.

Ahora cortamos la tela. Para cada zapato necesitaremos dos piezas del empeine y dos de la suela (una con cada tela). Cuidado porque hay que cortarlas en espejo, para que cuando pongamos ambas piezas revés con revés nos coincidan a la perfección.
Yo además he cortado otra pieza de suela de una guata muy finita, para que quede un poco acolchada, pero no es necesario.

Piezas de tela cortadas

Empezamos a coser por el empeine. Cogemos ambas piezas, las colocamos derecho con derecho, de modo que nos quede hacia fuera el revés de ambas telas y cosemos toda la parte interior. Como ayuda podemos marcar por dónde debe ir la costura con tiza o rotulador de costurera. Yo lo he cosido a máquina y por eso he pillado ambas telas con alfileres, para evitar que se me desplacen.

Piezas del empeine encaradas

Una vez que esté cosido tenemos que darle la vuelta, pero antes comprobamos si tenemos recovecos como los míos, y en ese caso tenemos que hacer unas rajitas en la tela, para que al dar la vuelta la tela pueda irse a su sitio y no se nos quede pellizcado. Hay que cortar llegando justo hasta la costura, pero con cuidado de no romperla, y aunque no debería ser necesario a mí me gusta poner ahí una gotina de pegamento para tela y así me aseguro de que la tela no vaya a saltar por ahí... me quedo más tranquila.

Detalle costura empeine zapatitos

Ahora sí, le damos la vuelta, planchamos bien las costuras... y esto ya va teniendo buena pinta ¿no? ¡primera costura bien escondida!

Zapatito con la primera costura planchada

Lo siguiente es cerrar el talón. Para ello juntamos ambos extremos, con la parte vista del empeine hacia fuera.

Primer paso para coser el talón

Pillamos los dos extremos de la tela del forro con alfileres.

Alfileres sujetando el forro del talón

Y tiramos de la tela exterior hacia arriba, quedándose del revés.

Como colocar la tela para la costura

Ahí es donde tenemos que hacer la costura.

Costura del talón con alfileres

Una vez que la tengamos hecha volvemos a darle la vuelta para que quede todo como debe ser, y planchamos muy bien las costuras ¡esto ya va pareciendo un zapato!

Costura del talón terminada

Y lo mejor es que la costura del talón ha quedado completamente oculta ¡no se ve ni por un lado ni por otro! Y creédme que esto no fue fácil averiguar cómo hacerlo ^.^

Costura del talón por el otro lado

Ahora viene la parte truculenta, que es ponerle la suela... pero antes vamos a echar una costura rápida para terminar de unir las dos piezas del empeine y que no se nos muevan. No hace falta hacerla con un cuidado especial, es sólo una costura rápida, y la única precaución que debemos tener es hacerla muy próxima al borde, para estar seguros de que quedará en la parte de tela que doblaremos hacia dentro y no se verá.

Costura en el borde inferior del empeine

Para poner la suela empezamos con la pieza interior (la otra la dejamos para luego). La colocamos bajo nuestro zapato y vamos poco a poco haciendo coincidir los bordes y sujetándolos con alfileres. No es fácil en absoluto, a mí siempre me acaba sobrando tela por alguna parte, y sobre todo la parte del talón me cuesta horrores... pero a base de poner suficientes alfileres como para que el zapato parezca un puercoespín al final se queda bien.

Suela del zapato con alfileres

Una vez que esté todo bien sujeto hacemos la costura. Si somos muy valientes o tenemos bastante experiencia con la máquina de coser podemos hacerla a máquina, y si no pues la hacemos con un pespunte a mano bien apretadito y listo.

Zapato con parte de la base cosida

Y alguno dirá ¿pero esto que es? ¿te has vuelto loca, Ana? ¿tanta historia con esconder las costuras y ahora haces esto así, con todos los hilachos para fuera? jajajajaja, tranquilos, tranquilos, que ahora mismo lo arreglamos, con otro truqui de esos aprendidos...
Se trata simplemente de coger la otra pieza de la suela, la de tela antideslizante, y colocarla SOBRE el zapatito, con el revés mirando hacia nosotros. El zapato lo vamos doblando hacia adentro y vamos pillando el borde de la tela con alfileres para que no se mueva.
Y al final nos tenemos que quedar con una especie de sandwich, con las dos suelas una a cada lado y el resto del zapato apretujado dentro.

Resto de la suela sujeta con alfileres

Cosemos con cuidado el contorno. Aquí yo ya me dí por vencida y lo hice a mano, porque es complicadísimo no pillar pliegues de la tela y que nos quede pellizcada. Pero ojo, no lo cosáis entero, tenemos que dejar un trocito abierto para darle la vuelta (mejor si dejáis un poco más que yo, que luego me ví negra para darle la vuelta por ese hueco tan pequeño)

Contorno de la base cosido

¡Y ya casi casi lo tenemos! sólo tenemos que rematar el trozo que hemos dejado abierto con puntada escondida, planchar bien las últimas costuras, con mucho cuidadito ¡y listo para usar!

Zapatito de bebé terminado

¿A que queda mono? y realmente no es difícil, sólo la parte final da algún problemilla, pero en una tarde podemos tener una parejita de zapatos monísimos.

Sólo os doy otro consejo, y es que aunque la explicación se refiera todo el rato a un sólo zapato, es mejor ir haciendo los dos a la vez, porque así os aseguráis de ir haciéndolos de la misma manera, y dejando los mismos márgenes de tela, y es más probable que al terminar os queden los dos iguales... yo no lo hice así (si es que siempre aprendo a cabezazos!) y cuando terminé el segundo resultó ser bastante distinto al primero así que tuve que desarmarlo y rehacerlo cogiendo más margen de tela por algunos sitios y menos por otros para que quedara igual al primero que había hecho ¡un desastre, vamos!

¿Y vosotros? ¿qué tal se os da la máquina de coser? ¿habéis cosido alguna vez algo así y habéis metido la pata como yo? ¿a quién le regalaríais unos zapatitos como estos? ¡podéis contarme lo que queráis en los comentarios, son todo vuestros!


(He enlazado esta entrada a la Fiesta de Enlaces de Personalización de Blogs)

Ana

28 comentarios:

  1. Preciosos zapatitos, gracias por compartirlo y enseñarlo amiga, un besinn.

    ResponderEliminar
  2. Son una monada y súper bien explicados, con sus fotos y todo!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo el tutorial!!!!
    Mi hija ya está grande para estos zapatitos, pero es una pena no haberlo visto antes...
    Un abrazo
    (vengo de la fiesta de enlaces de Blanca)

    ResponderEliminar
  4. Muy buena explicación. He hecho dos de dos modelos diferentes y cuando voy a coser la plantilla con la parte de arriba, la tela se me va corriendo y al final me sobra un pedacito de la capellada. Hay algún truco para que esto no suceda? Muchísimas gracias de antemano por la respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada más que paciencia... cuando veas que te sobra tela, ir echando esa tela que te sobra hacia atras e intentar ir repartiéndola entre los demás alfileres. Aún así hay veces que es imposible cuadrarlo del todo, yo alguna vez he tenido que recortarle un trocín a la suela porque me sobraba y no había manera de cuadrarlo!

      Eliminar
  5. ESTAN SUPER!!! ME PODRIAS ENVIAR ESTA INFORMACION A MI CORREO jfcangie@gmail.com

    MIL GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  6. Hola donde conseguiste la tela antideslizante???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la compre en Etsy, Gabyta. Prueba buscando "non slip fabric"

      Eliminar
  7. Me encantan!! son chulísimos!! y que bien explicado todo. Voy a tener un bebé en junio, es un niño, y me gustaría hacerle unos. He estado mirando muchos y estos, los mejores. Los quiero para recién nacido. Si compro el patrón, en esa página que has mencionado, ¿hay de varias tallas? ¿podré acoplarlo a talla O? Gracias. Un beso!!
    silviaxir@hotmail.com
    silviaisalva.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Silvia ¡y enhorabuena!
      Puedes estar tranquila, que los patrones de "I think sew" están muy bien ¡por eso los recomiendo! cada uno viene con varias tallas, según los meses del niño, para que puedas hacerlos del tamaño que quieras. Tienen muchísimos, así que entra y vas mirando... hasta que encuentres uno que te guste ¡suelen estar muy bien precio! Y lo único es que las instrucciones están en inglés, pero incluso si no supieras mucho se entienden bastante bien porque llevan muchas fotografías ¡y además aquí tienes mi tutorial de apoyo, que las instrucciones básicas son aplicables a la mayoría de modelos!
      ¡Besos, y espero que vaya todo estupendamente!

      Eliminar
  8. hola me gustaria el molde de este lindo zapatico♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Soledad, lo siento mucho pero el patrón no es público, sino que la propietaria lo vende a quien lo quiera, y no me parece ético colgarlo aquí gratis. Si te interesa puedes conseguirlo en I think sew, es muy muy baratito y así reconocemos el trabajo de quien ha elaborado el patrón.
      ¡Muchas gracias por pasar a visitarme!

      Eliminar
  9. te quedo hermoso!!!!... yo ya hice uno y me quedo hermoso tmbn para ser el primero ahi la llevo. GRACIAS POR COMPARTIR...

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias muy linda y detallada tu explicacion

    ResponderEliminar
  11. QUE BELLEZA DE MANUALIDADES... BIEN AGRADECIDA POR ESTA IDEA.. ES GENIAL... FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  12. Gracias por todos estos consejos

    ResponderEliminar
  13. hola !, soy yrina ( Lima - Peru )
    me encanto el trabajo manual que hiciste y quiero ponerlo en practica , pero me puedes dar el dato , donde compraste la tela anti deslizante ? por favor.
    espero tu respuesta

    Gracias ! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Cecilia! Perdona que haya tardado en contestarte, ando como loca de un lado a otro...
      Mira, la tela la compré en Etsy ¡hay de un montón de tipos!, no tienes más que buscar "Non slip fabric" y verás como las encuentras.
      ¡Un besote! ¡Ya me contarás qué tal!

      Eliminar
  14. Gracias amiga, me alegro haberte encontrado! esta precioso y bien explicado el tutorial, y pues si he metido la pata miles de veces y cocido y descocido. Voy a hacerlo para mis nietas..Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola!! buscando patrones de zapatitos por internet he dado con tu blog!! y que maravilla, ayer hice unos zapatitos de nena y no daba con al forma de coser todo el zapato con costura escondida sin que quedase separado el forro del exterior, vamos que al ponerlo del derecho todo la parte del forro hacia bolsa como es evidente por que necesita algo menos de tela, he visto la luz con tu tutorial!!! jajajaj mil gracias!!, y una preguntita, después de ver muchos tutoriales algo que me preguntaba era lo del margen de costura si el patrón lo lleva o no, el que hice lo hice tal cual recortada la tela por la linea, total era una prueba, pero es algo que me preguntaba a nivel generico, en este que tu compraste es así? recortas al tela por donde marca el patrón y luego la costura va por dentro? o el patrón marca la linea de costura y hay que dejar algo mas por fuera de lo marcado?, le he echado un vistacillo a la tienda de los patrones y es genial tiene de todo y muy bien de precio, solo me asalta esa duda, por que de ingles voy algo corta y no se si después en el patrón o patrones va a estar explicado. Mil gracias de antemano y me guardo tu blog como oro en paño :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas Rosa! ¡Qué bien que te haya servido el tutorial! Espero que te salgan unos zapatitos maravillosos.
      En cuanto a lo de los márgenes de costura, hay patrones que ya los llevan marcados y patrones que no. En estos que yo hice había que recortar la tela por el borde, y en el patrón venía marcada una línea punteada un poco más adentro, para hacer la costura. En otros, sin embargo, la línea del patrón es por donde hay que coser, y tú tienes que cortar la tela un poco más afuera... eso suele venir explicado en el propio patrón.
      No te preocupes por el inglés, que los patrones suelen ser sencillos, con un poquitín de vocabulario es suficiente, y los de esa página vienen con un montón de fotos para seguirlos paso a paso.
      ¡Espero que hagas muchos zapatitos preciosos! Ya me contarás, y si tienes algún problema, ya sabes dónde me tienes.
      ¡Un besito!

      Eliminar
  16. muchisimas gracias por el tutorial , perfectamente explicado !!!!! Hermoso tu trabajo y eres muy generosa en compartirlo de nuevo muchas gracias desde Argentina !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué Elisa, espero que le saques provecho y hagas cosas preciosas. ¡Gracias por leerme desde tan lejos!

      Eliminar
  17. ja ja después de leer detenidamente POR FIN HE COMPRENDIDO EL TRUCO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro Yolita! Ahora a ponerlo en práctica ;-)

      Eliminar
  18. Excelente., es la mejor explicación q he encontrado con fotos y todo.., de verdad te Felicito., me encanto., voy a lanzarme a hacer unos., pues me hija le quiere hacer un regalo a una primita pero quiere q yo misma lo haga asi q tratare de lucirme con un vestido., cubre pañal y sus respectivos zapatitos... Gracias compartir tus conocimientos

    ResponderEliminar
  19. super.... es exactamente lo que andaba buscando. una explicacion asi con esos detallitos q no se dicen casi nunca muchisimas gracais...

    ResponderEliminar