¡Un brownie MÁS delicioso!

Hace ya tiempo que publiqué una receta de brownie... una receta que hasta ese momento me había dado grandes satisfacciones, aunque, por supuesto, no era perfecta.
He seguido buscando y probando, a la caza y captura de un brownie aún más delicioso... ¡y aquí os traigo la receta actualizada! certificada por un buen puñado de paladares exigentes que tras probarlo pusieron los ojos en blanco... además, no es por nada ¡pero mirad qué pedazo de presentación!!

¿Dan o no dan ganas de comérselo?


El resultado es suave, denso, jugoso y suuuuuper chocolateado.

Os dejo la receta por si lo queréis intentar ¡y también los truquis para la decoración!


INGREDIENTES:
- 225g de mantequilla
- 125g de cacao en polvo (el de Valor está de muerte)
- 3 huevos grandes
- 300g de azúcar
- 75g de harina
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1 cucharadita de levadura
- Es posible que un chorrito de leche
- Nueces, pepitas de chocolate o lo que queráis (opcional)

ELABORACIÓN:
- Precalentar el horno a 180ºC
- Derretir la mantequilla en un cazo y añadir poco a poco el chocolate. Si queda demasiado espeso se puedes añadir un poquitín de leche que ayude a remover, eso ya va al gusto. SOBRE TODO mucho cuidado de que no se os queme el chocolate, si queréis podéis hacer todo esto al baño maría, que es más lento pero más seguro.
- Con la batidora mezclar los huevos y el azúcar durante un par de minutos, hasta que la mezcla se vuelva pálida y esponjosa.
- Lentamente añadir el chocolate preparado y el extracto de vainilla.
- Por último añadir la harina tamizada con la levadura, pero esta vez no utilizaremos la batidora sino que lo mezclaremos con una cuchara o paleta, con movimientos envolventes.
- Engrasar un molde con mantequilla o forrarlo con papel de horno, y verter en él la masa.
- Hornear a 180º durante 30 minutos.
- Al terminar el tiempo de cocción podéis pincharlo con un palito para ver cómo está por dentro. Para que el brownie esté en su punto tiene que quedar ligeramente crudo por dentro, pero eso ya va al gusto de cada uno... probad y ajustad los tiempos de cocción según vuestro gusto.

Para servirlo lo mejor es acompañarlo siempre de helado de vainilla, que le va a la perfección, y mejor aún si servís el brownie caliente, ya que el contrapunto frío-caliente queda delicioso.

Yo además le he añadido un par de elementos decorativos super sencillos que le dan un toque muy profesional ¡y por supuesto son también comestibles!

  • Por un lado le he añadido un corazón de galleta. Para hacerlo compré obleas cuadradas de esas que venden para los sandwiches de helado, y con un cortador de galletas y un poco de maña... ¡voilá! podéis cortarlas con la forma que queráis, pero no busquéis una forma muy compleja porque la galleta tiende a quebrarse y es posible que no consigáis un corte perfecto. Yo con los corazones no tuve ningún problema.
  • Y por otra parte veréis que he añadido una filigrana de chocolate... ¡nada más sencillo! me bastó con derretir un poco de chocolate de cobertura en el microondas (¡cuidado no se os queme!), metí el chocolate derretido en una bolsita transparente de esas de congelados, le corté a la bolsa una esquinita para utilizarla a modo de manga pastelera y fui "dibujando" los cuadrados con el chocolate sobre un trozo de papel de horno. Después lo dejáis enfriar un buen rato para el chocolate vuelva a solidificarse... ¡y listo! luego sólo tenéis que despegarlos con cuidadito del papel de horno y colocarlos donde os plazca. Fácil ¿no?

En fin corazones, espero que me llenéis la bandeja de correo de mensajes contándome lo que habéis disfrutado en casa con un delicioso brownie.... mmmmmm......

¡Muchos besitos!
Leer más
Hace ya tiempo que publiqué una receta de brownie... una receta que hasta ese momento me había dado grandes satisfacciones, aunque, por supuesto, no era perfecta.
He seguido buscando y probando, a la caza y captura de un brownie aún más delicioso... ¡y aquí os traigo la receta actualizada! certificada por un buen puñado de paladares exigentes que tras probarlo pusieron los ojos en blanco... además, no es por nada ¡pero mirad qué pedazo de presentación!!

¿Dan o no dan ganas de comérselo?


El resultado es suave, denso, jugoso y suuuuuper chocolateado.

Os dejo la receta por si lo queréis intentar ¡y también los truquis para la decoración!


INGREDIENTES:
- 225g de mantequilla
- 125g de cacao en polvo (el de Valor está de muerte)
- 3 huevos grandes
- 300g de azúcar
- 75g de harina
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 1 cucharadita de levadura
- Es posible que un chorrito de leche
- Nueces, pepitas de chocolate o lo que queráis (opcional)

ELABORACIÓN:
- Precalentar el horno a 180ºC
- Derretir la mantequilla en un cazo y añadir poco a poco el chocolate. Si queda demasiado espeso se puedes añadir un poquitín de leche que ayude a remover, eso ya va al gusto. SOBRE TODO mucho cuidado de que no se os queme el chocolate, si queréis podéis hacer todo esto al baño maría, que es más lento pero más seguro.
- Con la batidora mezclar los huevos y el azúcar durante un par de minutos, hasta que la mezcla se vuelva pálida y esponjosa.
- Lentamente añadir el chocolate preparado y el extracto de vainilla.
- Por último añadir la harina tamizada con la levadura, pero esta vez no utilizaremos la batidora sino que lo mezclaremos con una cuchara o paleta, con movimientos envolventes.
- Engrasar un molde con mantequilla o forrarlo con papel de horno, y verter en él la masa.
- Hornear a 180º durante 30 minutos.
- Al terminar el tiempo de cocción podéis pincharlo con un palito para ver cómo está por dentro. Para que el brownie esté en su punto tiene que quedar ligeramente crudo por dentro, pero eso ya va al gusto de cada uno... probad y ajustad los tiempos de cocción según vuestro gusto.

Para servirlo lo mejor es acompañarlo siempre de helado de vainilla, que le va a la perfección, y mejor aún si servís el brownie caliente, ya que el contrapunto frío-caliente queda delicioso.

Yo además le he añadido un par de elementos decorativos super sencillos que le dan un toque muy profesional ¡y por supuesto son también comestibles!

  • Por un lado le he añadido un corazón de galleta. Para hacerlo compré obleas cuadradas de esas que venden para los sandwiches de helado, y con un cortador de galletas y un poco de maña... ¡voilá! podéis cortarlas con la forma que queráis, pero no busquéis una forma muy compleja porque la galleta tiende a quebrarse y es posible que no consigáis un corte perfecto. Yo con los corazones no tuve ningún problema.
  • Y por otra parte veréis que he añadido una filigrana de chocolate... ¡nada más sencillo! me bastó con derretir un poco de chocolate de cobertura en el microondas (¡cuidado no se os queme!), metí el chocolate derretido en una bolsita transparente de esas de congelados, le corté a la bolsa una esquinita para utilizarla a modo de manga pastelera y fui "dibujando" los cuadrados con el chocolate sobre un trozo de papel de horno. Después lo dejáis enfriar un buen rato para el chocolate vuelva a solidificarse... ¡y listo! luego sólo tenéis que despegarlos con cuidadito del papel de horno y colocarlos donde os plazca. Fácil ¿no?

En fin corazones, espero que me llenéis la bandeja de correo de mensajes contándome lo que habéis disfrutado en casa con un delicioso brownie.... mmmmmm......

¡Muchos besitos!

12 comentarios:

  1. uaUUUUUUUU que maravilla y encima estará delicioso, es que esto del chocolate es un vicio
    besitos Ana

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno Ana, acabo de llegar del trabajo y me encuentro con esto, con el hambre que tengo, por supuesto que lo voy a probar pero como diría Jose Mota, hoy no, mañana, que hoy he llegado cansadísima.
    Una dulce y deliciosa entrada.
    Besitos mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Mmm...para una choco-adicta como yo esto es una delicia!!!!
    Cogo un trocito de tu brownie y tómate un café conmigo, estoy de sorteo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pero quee buena pintaa!!!
    Estoy segura de que te ha quedado riquisimo! ya solo con verlo entra por los ojos...
    Yo con tu permiso me apunto la receta para prepararlo alguna vez en casa,a ver que tal me sale!

    un besote guapaa!!

    ResponderEliminar
  5. menuda punta tiene!! tendré que versionarlo un poco y probarlo!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Y yo pensando en la operación bikini del año que viene!

    ResponderEliminar
  7. hummmmmmmmmmmmmm que buena pintaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa,,,,,,,,,, que ganitas me han entrado de darle 20 bocaitos jaajajajaa
    besitos mil,y muchas gracias por tus palabras
    ángeles

    ResponderEliminar
  8. Ahhhhh que pinta tan buena!!! yo la he hecho dos veces y no me sale, se me hunde, tu receta es diferente a la que tengo, asi que probaré con las cantidades que pones a ver si tengo suerte....

    ResponderEliminar
  9. Querida mía: ¿la cantidad de azúcar está bien? Tengo otra receta casi idéntica pero sólo con 100 gr de azúcar. Este sábado voy a hacerlo para un cumple :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí galilea, está bien, en todo caso de lo que lleva de más es chocolate, pero ya sabes, el chocolate nunca sobra... jajajaja.

      Eliminar
  10. Segundo intento y...perfecto!!! El primero se me quemó un poco. En mi horno, de aire, 40 minutos a 150 grados es lo ideal. Enhorabuena por la estupenda receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por contarnos tu experiencia! me alegro mucho de que te haya gustado ^.^

      Eliminar