La fiebre de las rosas

Definitivamente soy una persona de obsesiones.

De vez en cuando me da por algo, y ala, voy vagando por ahí obsesionada con la idea hasta que me sale...

Hace no mucho estaba yo empezando con el origami, intentando cogerle el truquillo a las mariposas de Lafosse, cuando descubrí a Anna y sus talleres de origami. Me planté en su taller sin saber muy bien qué iba a encontrarme... y ahí estaba, perfecta, preciosa: LA ROSA.


Nos dió a todas una bolsa adornada con una de esas maravillosas rosas, como quien pone un lacito, como si fuera sencilla, como un simple detalle... pero para mí fue amor a primera vista ¡me encantó! y encima Anna estuvo alimentando mi curiosidad casi sin querer, contándonos cosas como que la figura estaba diseñada por un matemático japonés y se hacía a partir de un único cuadrado de papel, y enseñándonos las infinitas rosas de diferentes materiales y formas que tiene repartidas por todas partes...


Y ahí empezó, casi sin darme cuenta, mi obsesión por las rosas Kawasaki. A partir de ese momento creo que mi único pensamiento en relación al origami era que tenía que aprender a hacer las rosas. Y Anna lo sabía, jajajaja, pobrecita, ¡pero me hizo sufrir un poco!! y esperar al momento adecuado...

Así que el día que me dijo que para celebrar Sant Jordi iba a enseñarnos a hacer las famosas rosas ¡me faltó tiempo para decirle que sí!!! jajajajaja, creo que ni siquiera miré si tenía ya algo que hacer esa tarde (que de hecho sí que lo tenía, lalalaaaaaa).

Y disfruté ¡vaya que si disfruté! puse mis cinco sentidos en aprender bien cómo se hacían, ya que no existen esquemas sencillos que poder consultar... ¡y qué emoción cuando al fin salió!! la primero bien grandota, con ese papel a una cara que nos dió para practicar...


Después vino otra con papel Tant, con color por ambas caras para ponerlo un poquitín más complicado y ver si nos acordábamos de todos los pasos. También aprendimos a hacerle cáliz y hojitas...


Llegada la hora de irse a casa Anna nos dió unos trozos de papel Locta para practicar a hacer más en casa (¡y después de usarlo os puedo decir que es una maravilla de papel!)



Y también unos trozos de partituras, ya amarillas por el tiempo, de las que sospechábamos que tenían que salir unas rosas preciosas (aunque no veáis lo difícil que es de trabajar, algún doblez llegó incluso a rasgárse un poquito)



No me digáis que no quedan estupendas para decorar cualquier rinconcito de vuestra casa... ¡o para darle un toque super especial a un regalo bonito!!



Pero no creáis que acaba ahí la cosa, jeje, que también tengo rosas en la oficina, que he hecho en los descansos, con simple papel de folio y de sobre marrón y clips a modo de tallo... vamos, lo que tenía a mano.


Y el colmo ya ha sido la rosa minúscula que, en un momento de desesperado aburrimiento y sin otro material disponible, hice con un papel de chicle... ¡fue todo un reto! a punto estuve de abandonar...


Pero pudo más mi cabezonería, jajajajaja ¿veis a qué me refiero con lo de mis obsesiones??


Y bueno, creedme que me habría encantado terminar esta entrada con un esquema o explicación para que quien quisiera pudiera hacer una... ¡pero es que no existe! aunque no es raro ¿no? teniendo en cuenta que en un momento dado hay que empezar a doblar en espiral y trabajar con una figura en 3D pues no es de extrañar que nadie haya conseguido dibujar la idea de un modo entendible...

La mejor manera de aprender es que alguien te enseñe paso a paso lo que hay que ir haciendo porque, como dice Anna "hay que estar psicológicamente preparado para hacer esta rosa" jajajaja, y es que no es excesivamente difícil, pero sí laboriosa; hay algunos pasos que pueden ser liosos si no se tiene costumbre de plegar papel, y no hay nada más frustrante que intentar hacer una de estas rosas sin ayuda (con un vídeo de Youtube, por ejemplo) y quedarte atascado... es desesperante, lo digo por experiencia.

De todos modos si alguien osado decide intentarlo que me lo diga e intentaré ayudarle ¿ok? hay un par de videos por ahí que no están mal del todo... ¡todo sea por las rosas!


Y si sois de Madrid pues os recomiendo muchísimo los talleres de origami de Anna, de Ideasdeletras... yo ya soy habitual, jeje, y es que lo pasamos genial plegando y charlando, aparte de que a mí por lo menos me sirve de terapia de relajación, después de una semana de estrés en el trabajo, y aprendemos a hacer cosas super curiosas buscándoles siempre aplicaciones prácticas ¡en serio, es genial! tengo pendiente de enseñaros más cositas chulas que hemos hecho últimamente... pero eso ya será otro día.

¡Besitos de papel!!
Leer más
Definitivamente soy una persona de obsesiones.

De vez en cuando me da por algo, y ala, voy vagando por ahí obsesionada con la idea hasta que me sale...

Hace no mucho estaba yo empezando con el origami, intentando cogerle el truquillo a las mariposas de Lafosse, cuando descubrí a Anna y sus talleres de origami. Me planté en su taller sin saber muy bien qué iba a encontrarme... y ahí estaba, perfecta, preciosa: LA ROSA.


Nos dió a todas una bolsa adornada con una de esas maravillosas rosas, como quien pone un lacito, como si fuera sencilla, como un simple detalle... pero para mí fue amor a primera vista ¡me encantó! y encima Anna estuvo alimentando mi curiosidad casi sin querer, contándonos cosas como que la figura estaba diseñada por un matemático japonés y se hacía a partir de un único cuadrado de papel, y enseñándonos las infinitas rosas de diferentes materiales y formas que tiene repartidas por todas partes...


Y ahí empezó, casi sin darme cuenta, mi obsesión por las rosas Kawasaki. A partir de ese momento creo que mi único pensamiento en relación al origami era que tenía que aprender a hacer las rosas. Y Anna lo sabía, jajajaja, pobrecita, ¡pero me hizo sufrir un poco!! y esperar al momento adecuado...

Así que el día que me dijo que para celebrar Sant Jordi iba a enseñarnos a hacer las famosas rosas ¡me faltó tiempo para decirle que sí!!! jajajajaja, creo que ni siquiera miré si tenía ya algo que hacer esa tarde (que de hecho sí que lo tenía, lalalaaaaaa).

Y disfruté ¡vaya que si disfruté! puse mis cinco sentidos en aprender bien cómo se hacían, ya que no existen esquemas sencillos que poder consultar... ¡y qué emoción cuando al fin salió!! la primero bien grandota, con ese papel a una cara que nos dió para practicar...


Después vino otra con papel Tant, con color por ambas caras para ponerlo un poquitín más complicado y ver si nos acordábamos de todos los pasos. También aprendimos a hacerle cáliz y hojitas...


Llegada la hora de irse a casa Anna nos dió unos trozos de papel Locta para practicar a hacer más en casa (¡y después de usarlo os puedo decir que es una maravilla de papel!)



Y también unos trozos de partituras, ya amarillas por el tiempo, de las que sospechábamos que tenían que salir unas rosas preciosas (aunque no veáis lo difícil que es de trabajar, algún doblez llegó incluso a rasgárse un poquito)



No me digáis que no quedan estupendas para decorar cualquier rinconcito de vuestra casa... ¡o para darle un toque super especial a un regalo bonito!!



Pero no creáis que acaba ahí la cosa, jeje, que también tengo rosas en la oficina, que he hecho en los descansos, con simple papel de folio y de sobre marrón y clips a modo de tallo... vamos, lo que tenía a mano.


Y el colmo ya ha sido la rosa minúscula que, en un momento de desesperado aburrimiento y sin otro material disponible, hice con un papel de chicle... ¡fue todo un reto! a punto estuve de abandonar...


Pero pudo más mi cabezonería, jajajajaja ¿veis a qué me refiero con lo de mis obsesiones??


Y bueno, creedme que me habría encantado terminar esta entrada con un esquema o explicación para que quien quisiera pudiera hacer una... ¡pero es que no existe! aunque no es raro ¿no? teniendo en cuenta que en un momento dado hay que empezar a doblar en espiral y trabajar con una figura en 3D pues no es de extrañar que nadie haya conseguido dibujar la idea de un modo entendible...

La mejor manera de aprender es que alguien te enseñe paso a paso lo que hay que ir haciendo porque, como dice Anna "hay que estar psicológicamente preparado para hacer esta rosa" jajajaja, y es que no es excesivamente difícil, pero sí laboriosa; hay algunos pasos que pueden ser liosos si no se tiene costumbre de plegar papel, y no hay nada más frustrante que intentar hacer una de estas rosas sin ayuda (con un vídeo de Youtube, por ejemplo) y quedarte atascado... es desesperante, lo digo por experiencia.

De todos modos si alguien osado decide intentarlo que me lo diga e intentaré ayudarle ¿ok? hay un par de videos por ahí que no están mal del todo... ¡todo sea por las rosas!


Y si sois de Madrid pues os recomiendo muchísimo los talleres de origami de Anna, de Ideasdeletras... yo ya soy habitual, jeje, y es que lo pasamos genial plegando y charlando, aparte de que a mí por lo menos me sirve de terapia de relajación, después de una semana de estrés en el trabajo, y aprendemos a hacer cosas super curiosas buscándoles siempre aplicaciones prácticas ¡en serio, es genial! tengo pendiente de enseñaros más cositas chulas que hemos hecho últimamente... pero eso ya será otro día.

¡Besitos de papel!!

8 comentarios:

  1. ¿Lalalalalaaaaa? Ya te vale, jajaja...
    Sí que te ha dao fuerte, tía. La del papel de chicle es de récord. Pero la verdad es que quedan muy originales de decoración.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas flores, me encantan las rosas rojas, es mi flor favorita, estoy de sorteo, te invito, un besinnnnn.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa! preciosas rosas.. no me extraña que dejes lo q tienes q hacer por crearlas.. una maravilla :)

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que es una pena que no haya un tutorial , me encantaría aprender a hacerlas, pero Coruña me queda un poco lejos de Madrid, je,je,je

    ResponderEliminar
  5. uauuuuuuuuuuu son preciosas!!! No sabría cual escoger de lo lindas que son todas!
    Miauuuuuubesitos!

    ResponderEliminar
  6. Faltaba yo en este rincón, la culpable de esta obsesión tuya (de las demás no, ¡que conste!)
    Para mí también ha sido un reto enseñar esta rosa... y seguirá siéndolo, porque esta petulunita no es una alumna normal. No voy a ponerte nota, porque no se puede hacer mejor.
    Con mucho orgullo y alguna lagrimilla...
    Anna

    ResponderEliminar
  7. ¡Profe! ¡Que me vas a hacer llorar!! jiji, me alegra que te gusten, lo único que me faltaba, efectivamente, era tu visto bueno...
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  8. jajaa rosas kawasaki? yo quiero mas bien la moto :P
    Son chulisimas, no me extraña que te enamoraras.
    Me ha encantado el de papel de chicle, estas crazy crazy, me encanta!
    Y hasta en el trabajo tia como mola!!! voy a tener que chivarme a tu jefe/a de lo que haces en horas de trabajo jajaajaj
    Un besote

    ResponderEliminar