Chocolate o algodón de azúcar... ¡minicupcakes especiales!


Últimamente no doy a basto.

Se supone que estoy agobiadísima con las cositas de la boda, y efectivamente así es (tengo unas ganas de que llegue ya...) pero es que no lo puedo evitar, me surgen cosillas y no soy capaz de decir que no.

Hace poco una amiga se ha ido de Madrid, a trabajar a Bangalore por un periodo mínimo de un año... con motivo del traslado organizó una fiesta de despedida, de la que obviamente queríamos que se llevara un buen recuerdo, pero ¡oh, no! ¡me era completamente imposible ir!! menuda faena, qué tristeza más grande... hasta que una bombillita se encendió en mi cabeza y se me ocurrió una forma de estar de alguna manera presente en la fiesta y que además sabía que a ella le iba a encantar.

¿Y qué creéis que hice? ¡pues un montón de minicupcakes!! (dos docenas para ser más exactos...)

Minicupcakes en sus cajitas, la presentación es importante!

Una docena era de chocolate, con buttercream de Nocilla, mmmmmmmmmm, conociendo a mi niña sabía que el chocolate era la apuesta segura.

Minicupcakes de chocolate, buttercream de Nocilla y almendras caramelizadas.

Y con la otra docena estuve dudando bastante, pero al final decidí arriesgarme a hacerla de algodón de azúcar, que tenía muchas ganas de probar.

Minicupcakes de algodón de azúcar decorados con mininubes

Ni qué decir tiene que los de chocolate estaban mucho más ricos ¡deliciosos!!, sobre todo porque en los de algodón de azúcar me pasé de cantidad al añadir la esencia y quedaron con un sabor demasiado artificial (por eso les puse poquito buttercream). Pero aún así estaban buenos, y ya me he comprado un cuenta-gotas para que no me vuelva a pasar.

Composición de minicupcakes sobre mi balanza de cocina

Y fue haciendo estos pastelitos cuando descubrí ¡que me encanta hacer minicupcakes!! son mucho más monos que los cupcakes grandes, más fáciles de decorar y sobre todo super prácticos para comer, que hay gente a la que le tira para atrás comerse un pastelito grande, pero los pequeños desaparecen casi sin darte cuenta ¡son un vicio!

Primer plano de los minicupcakes de algodón de azúcar con sus mininubes...

Pero bueno, lo más importante de toda esta historia es que le encantaron ¡yujuuuuu!! así que cumplieron su objetivo, que no era otro que darle un buen recuerdo que llevarse a aquellas lejanas tierras...

¡Miles de besitos mi niña! ¡Mucha suerte en tu aventura!

(para los demás hoy no hay besos, lo siento... pero bueno, sí que os dejo las recetas, jijiji)




La primera dificultad que tuve a la hora de ponerme a hacer los minicupcakes fueron las cantidades de las recetas que tenía, y es que en todas, absolutamente todas, resulta que con un sólo huevo ya te salen 24 ¡pero yo no quería tantos! bueno, sí, pero no todos del mismo sabor ¿cómo arreglar esta cuestión?

Pues sencillo, cogí las recetas de los dos tipos de pastelito que quería hacer, comprobé qué partes eran idénticas y simplifiqué el resto para que fuera idéntico también... vamos, que hice una sóla mezcla para los 24 pastelitos y luego ya lo separé en dos partes iguales y a una le añadí chocolate mientras que a la otra le añadí la esencia de algodón de azúcar... ¡y ambos salieron bien!


DE MODO QUE PARA EL BIZCOCHO (6 cupcakes o 24 minicupcakes):


- 60 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 110 g de azúcar blanco
- 1 huevo talla M
- 110 g de harina
- 3/4 cucharadita de levadura Royal
- 60 ml de leche semidesnatada


- 15 g de cacao en polvo para los minis de chocolate

- 3 gotitas de esencia de algodón de azúcar para los minis de algodón (aquí tuve algunos problemas porque hay recetas en las que miden la esencia por cucharadas... ¡pero no puedes hacer eso si has comprado una esencia super concentrada como hice yo! así que tuve que probar... y con 3 gotitas creo que está bien, en cualquier caso podéis probar la masa e ir añadiendo gota a gota si lo veis necesario)




- Precalentamos el horno a 180º.
- Batimos la mantequilla con el azúcar unos minutos (¡tened paciencia!) hasta que se integren bien y la mezcla se aclare.
- Añadimos el huevo batiendo hasta que se incorpore.
- Añadimos la mitad de la harina, tamizándola junto con la levadura, y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore.
- Añadimos la leche y volvemos a batir.
- Añadimos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
- Dividimos la mezcla en dos partes iguales en diferentes recipientes. Podéis ayudaros de un peso, unas cucharas medidoras... ¡como podáis! pero procurad que sean lo más iguales posible.
- Incorporamos el chocolate a una de las mitades y mezclamos bien, batiendo durante el menor tiempo posible para que no se nos apelmace la mezcla con la harina.
- Incorporamos a la otra mitad de mezcla la esencia de algodón de azúcar y removemos muy bien para que la esencia se reparta por toda la masa, tened en cuenta que si es concentrada puede ser desastroso que a uno de los minicupcakes le caiga mucha esencia... ¡puede resultar incomible! así que nos interesa que quede bien repartida.
- Preparamos la bandeja para minicupcakes (yo no tengo bandeja, pero sí uno bonitos mini moldes de silicona... y me hacen bien el apaño) con 24 cápsulas de papel y repartimos las mezclas en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
- Horneamos 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
- Dejamos enfriar sobre una rejilla ¡no los dejéis dentro de los moldes o bandeja para que no cojan humedad!




Minicupcakes de chocolate en su caja, bien etiquetados



Y PARA EL BUTTERCREAM (sí, tengo que probar a hacer algún otro tipo de icing, pero es que el buttercream está tan rico...):


- 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (¡muy importante que no sea margarina!!)
- 140 g de icing sugar (también se puede con azúcar glas pero si podéis conseguir icing sugar queda mejor)
- 1 cucharada de leche semidesnatada

- 60g de Nocilla para el buttercream de un sabor

- 3 gotas de esencia de algodón de azúcar para el otro buttercream

- Cualquier cosita para la decoración... yo utilicé almendritas caramelizadas en los de chocolate y mininubes para los de algodón de azúcar ¡además de colorante rosa en pasta!


- Tamizamos el icing sugar y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla y la leche.
- Para el buttercream lo mejor es utilizar batidora de varillas ¡pero de varillas rígidas! los accesorios de varillas que suelen venir con las batidoras con flexibles y esos no van bien... si podéis, agenciaros una batidora de este tipo.
- Antes de empezar a batir os recomiendo cubrir parcialmente el bol para no crear una nube de azúcar en suspensión en vuestra cocina...
- Comenzamos a batir primero a velocidad baja un minuto. A continuación batimos al menos 4 minutos más a velocidad alta hasta que la mezcla esté plenamente integrada.
- Dividimos la mezcla en dos partes. La parte que vayamos a convertir en buttercream de Nocilla puede ser un poco más pequeña ya que al añadirle la Nocilla crecerá un poco...
- Agregar la Nocilla a una de las partes y seguir batiendo hasta que esté bien integrado.
- Agregar la esencia de algodón de azúcar a la otra mitad del buttercream, gota a gota y probándolo cada vez para que no os pase como a mí que me pasé y luego sabía un poquito raro... ¡es que no da la impresión de que unas gotitas vayan a ser tan fuertes las condenadas!

- Para decorar los minicupcakes de chocolate utilicé el buttercream de Nocilla con una boquilla de estrella (1M de Wilton) y añadí por encima unos trocitos de almendra caramelizada (que compré tal cual en el supermercado)
- Para los minicupcakes de algodón de azúcar utilicé una boquilla redonda lisa (Nº1 de Wilton). El truco está en acercar bastante la boquilla a la superficie del cupcakes y apretar la manga pastelera sin moverla ni un milímetro, para que el buttercream salga y se expanda él sólo formando un círculo perfecto. Cuando tengamos suficiente dejamos de apretar y retiramos la manga ¡voilà!


Minicupcakes de algodón de azúcar metidos en su cajita, bien etiquetados


Para terminar no olvidéis que una buena presentación lo es todo... yo los metí en unas cajitas de cartón con base para minicupcakes, que cerré con un poco de bake's twine y añadí una etiqueta indicando el sabor de los pastelitos que había en cada caja ¡muy sencillo y sin embargo precioso! queda de un profesional que tira para atrás.



¡Los detalles a veces lo son todo!! ¡y yo estoy deseando ver los vuestros!
Leer más

Últimamente no doy a basto.

Se supone que estoy agobiadísima con las cositas de la boda, y efectivamente así es (tengo unas ganas de que llegue ya...) pero es que no lo puedo evitar, me surgen cosillas y no soy capaz de decir que no.

Hace poco una amiga se ha ido de Madrid, a trabajar a Bangalore por un periodo mínimo de un año... con motivo del traslado organizó una fiesta de despedida, de la que obviamente queríamos que se llevara un buen recuerdo, pero ¡oh, no! ¡me era completamente imposible ir!! menuda faena, qué tristeza más grande... hasta que una bombillita se encendió en mi cabeza y se me ocurrió una forma de estar de alguna manera presente en la fiesta y que además sabía que a ella le iba a encantar.

¿Y qué creéis que hice? ¡pues un montón de minicupcakes!! (dos docenas para ser más exactos...)

Minicupcakes en sus cajitas, la presentación es importante!

Una docena era de chocolate, con buttercream de Nocilla, mmmmmmmmmm, conociendo a mi niña sabía que el chocolate era la apuesta segura.

Minicupcakes de chocolate, buttercream de Nocilla y almendras caramelizadas.

Y con la otra docena estuve dudando bastante, pero al final decidí arriesgarme a hacerla de algodón de azúcar, que tenía muchas ganas de probar.

Minicupcakes de algodón de azúcar decorados con mininubes

Ni qué decir tiene que los de chocolate estaban mucho más ricos ¡deliciosos!!, sobre todo porque en los de algodón de azúcar me pasé de cantidad al añadir la esencia y quedaron con un sabor demasiado artificial (por eso les puse poquito buttercream). Pero aún así estaban buenos, y ya me he comprado un cuenta-gotas para que no me vuelva a pasar.

Composición de minicupcakes sobre mi balanza de cocina

Y fue haciendo estos pastelitos cuando descubrí ¡que me encanta hacer minicupcakes!! son mucho más monos que los cupcakes grandes, más fáciles de decorar y sobre todo super prácticos para comer, que hay gente a la que le tira para atrás comerse un pastelito grande, pero los pequeños desaparecen casi sin darte cuenta ¡son un vicio!

Primer plano de los minicupcakes de algodón de azúcar con sus mininubes...

Pero bueno, lo más importante de toda esta historia es que le encantaron ¡yujuuuuu!! así que cumplieron su objetivo, que no era otro que darle un buen recuerdo que llevarse a aquellas lejanas tierras...

¡Miles de besitos mi niña! ¡Mucha suerte en tu aventura!

(para los demás hoy no hay besos, lo siento... pero bueno, sí que os dejo las recetas, jijiji)




La primera dificultad que tuve a la hora de ponerme a hacer los minicupcakes fueron las cantidades de las recetas que tenía, y es que en todas, absolutamente todas, resulta que con un sólo huevo ya te salen 24 ¡pero yo no quería tantos! bueno, sí, pero no todos del mismo sabor ¿cómo arreglar esta cuestión?

Pues sencillo, cogí las recetas de los dos tipos de pastelito que quería hacer, comprobé qué partes eran idénticas y simplifiqué el resto para que fuera idéntico también... vamos, que hice una sóla mezcla para los 24 pastelitos y luego ya lo separé en dos partes iguales y a una le añadí chocolate mientras que a la otra le añadí la esencia de algodón de azúcar... ¡y ambos salieron bien!


DE MODO QUE PARA EL BIZCOCHO (6 cupcakes o 24 minicupcakes):


- 60 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 110 g de azúcar blanco
- 1 huevo talla M
- 110 g de harina
- 3/4 cucharadita de levadura Royal
- 60 ml de leche semidesnatada


- 15 g de cacao en polvo para los minis de chocolate

- 3 gotitas de esencia de algodón de azúcar para los minis de algodón (aquí tuve algunos problemas porque hay recetas en las que miden la esencia por cucharadas... ¡pero no puedes hacer eso si has comprado una esencia super concentrada como hice yo! así que tuve que probar... y con 3 gotitas creo que está bien, en cualquier caso podéis probar la masa e ir añadiendo gota a gota si lo veis necesario)




- Precalentamos el horno a 180º.
- Batimos la mantequilla con el azúcar unos minutos (¡tened paciencia!) hasta que se integren bien y la mezcla se aclare.
- Añadimos el huevo batiendo hasta que se incorpore.
- Añadimos la mitad de la harina, tamizándola junto con la levadura, y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore.
- Añadimos la leche y volvemos a batir.
- Añadimos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.
- Dividimos la mezcla en dos partes iguales en diferentes recipientes. Podéis ayudaros de un peso, unas cucharas medidoras... ¡como podáis! pero procurad que sean lo más iguales posible.
- Incorporamos el chocolate a una de las mitades y mezclamos bien, batiendo durante el menor tiempo posible para que no se nos apelmace la mezcla con la harina.
- Incorporamos a la otra mitad de mezcla la esencia de algodón de azúcar y removemos muy bien para que la esencia se reparta por toda la masa, tened en cuenta que si es concentrada puede ser desastroso que a uno de los minicupcakes le caiga mucha esencia... ¡puede resultar incomible! así que nos interesa que quede bien repartida.
- Preparamos la bandeja para minicupcakes (yo no tengo bandeja, pero sí uno bonitos mini moldes de silicona... y me hacen bien el apaño) con 24 cápsulas de papel y repartimos las mezclas en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
- Horneamos 20 minutos o hasta que un palillo salga limpio.
- Dejamos enfriar sobre una rejilla ¡no los dejéis dentro de los moldes o bandeja para que no cojan humedad!




Minicupcakes de chocolate en su caja, bien etiquetados



Y PARA EL BUTTERCREAM (sí, tengo que probar a hacer algún otro tipo de icing, pero es que el buttercream está tan rico...):


- 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (¡muy importante que no sea margarina!!)
- 140 g de icing sugar (también se puede con azúcar glas pero si podéis conseguir icing sugar queda mejor)
- 1 cucharada de leche semidesnatada

- 60g de Nocilla para el buttercream de un sabor

- 3 gotas de esencia de algodón de azúcar para el otro buttercream

- Cualquier cosita para la decoración... yo utilicé almendritas caramelizadas en los de chocolate y mininubes para los de algodón de azúcar ¡además de colorante rosa en pasta!


- Tamizamos el icing sugar y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla y la leche.
- Para el buttercream lo mejor es utilizar batidora de varillas ¡pero de varillas rígidas! los accesorios de varillas que suelen venir con las batidoras con flexibles y esos no van bien... si podéis, agenciaros una batidora de este tipo.
- Antes de empezar a batir os recomiendo cubrir parcialmente el bol para no crear una nube de azúcar en suspensión en vuestra cocina...
- Comenzamos a batir primero a velocidad baja un minuto. A continuación batimos al menos 4 minutos más a velocidad alta hasta que la mezcla esté plenamente integrada.
- Dividimos la mezcla en dos partes. La parte que vayamos a convertir en buttercream de Nocilla puede ser un poco más pequeña ya que al añadirle la Nocilla crecerá un poco...
- Agregar la Nocilla a una de las partes y seguir batiendo hasta que esté bien integrado.
- Agregar la esencia de algodón de azúcar a la otra mitad del buttercream, gota a gota y probándolo cada vez para que no os pase como a mí que me pasé y luego sabía un poquito raro... ¡es que no da la impresión de que unas gotitas vayan a ser tan fuertes las condenadas!

- Para decorar los minicupcakes de chocolate utilicé el buttercream de Nocilla con una boquilla de estrella (1M de Wilton) y añadí por encima unos trocitos de almendra caramelizada (que compré tal cual en el supermercado)
- Para los minicupcakes de algodón de azúcar utilicé una boquilla redonda lisa (Nº1 de Wilton). El truco está en acercar bastante la boquilla a la superficie del cupcakes y apretar la manga pastelera sin moverla ni un milímetro, para que el buttercream salga y se expanda él sólo formando un círculo perfecto. Cuando tengamos suficiente dejamos de apretar y retiramos la manga ¡voilà!


Minicupcakes de algodón de azúcar metidos en su cajita, bien etiquetados


Para terminar no olvidéis que una buena presentación lo es todo... yo los metí en unas cajitas de cartón con base para minicupcakes, que cerré con un poco de bake's twine y añadí una etiqueta indicando el sabor de los pastelitos que había en cada caja ¡muy sencillo y sin embargo precioso! queda de un profesional que tira para atrás.



¡Los detalles a veces lo son todo!! ¡y yo estoy deseando ver los vuestros!

8 comentarios:

  1. Uff qué ganas de comerlos! Qué buena pinta tienen!

    ResponderEliminar
  2. jajajajj tu damelo grande que yo me lo termino todo todo jajaja!

    Son una pasada!!!

    ResponderEliminar
  3. Monísimos!!!
    Ayer hice mi primera buttercream de nutella, umm que rica.

    Otro día me pongo con los cupcake, y ya en lugar de operación bikini haré la operación pareo.

    ResponderEliminar
  4. Que artista de la reposteria eres, enhorabuena por tu éxito, un besinnn.

    ResponderEliminar
  5. Buah, a la porra la operación bikini...
    ¡Que vivan los pareos y a darle una alegría al cuerpo de vez en cuando!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana Qué tal. Te apunto con un número y te lo reservo si te toca jejeje. Si quieres tener otra oportunidad con facebook ya sabes ;.) pásalo bien el tu viaje jejeje. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Umnnnmmmmmm yo quieroooooo!!!!! pero que buen partido se lleva tu futuro marido, jajaja, va a tener que hacer él la operación bikini como andes todo el dia haciendo minicupcakes!!!
    Un besazo primor

    ResponderEliminar
  8. A mi preferencia elijo todo lo que tenga que ver con el algodon de azucar es un alimento que pienso yo, de agrado y mas cuando la maquina de algodon de azucar, siempre me ha agradado ver como realizan los algodones y en ocasiones uso la maquina de algodon de azucar y yo misma me preparo los algodones, me agrada mucho hacer eso, porque su sabor el hecho de que sea esponjoso me encanta.

    No sabia que se podia hacer estos alimento con un sabor similar o parecido, me agrada mucho y usare esta nueva idea.

    Gracias :)

    ResponderEliminar