Una cajita hecha a medida

Esta mañana le he dado a mi compi de trabajo los zapatitos para su niña ¡y le han gustado mucho! pero qué digo ¡¡han causado sensación!! así que os podéis imaginar lo contenta que estoy.

Pero bueno, no venía a hablaros de eso, lo que quería era enseñaros la cajita tan mona que hice para meterlos.


Es un poco cursi (o mejor dicho muy cursi), sí, pero la hice así a propósito, me pareció que quedaría bien para los zapatitos que llevaría dentro.

Y mirad cómo queda por dentro, le puse en la tapa un sellito "Handmade" (¿no es adorable? lo compré hace poco porque me encantó), y los zapatitos van con su etiquetita puesta y todo... ¡que hay que cuidar la marca!


La verdad es que estas cajitas de papel son facilísimas de hacer y te sacan de más de un apuro a la hora de empaquetar cualquier cosita. Es sólo cuestión de buscar un papel del tamaño adecuado y voilá! tenéis la cajita hecha en un periquete.


MATERIALES:
- Papel o cartulina de colores, según lo rígida que queramos que quede. El papel es mucho más fácil de manejar pero la cajita queda más endeble, la cartulina en cambio es más complicada de doblar bien... lo mejor es intentar llegar a un equilibrio entre las dos cosas.
   El tamaño del papel, obviamente dependerá de las dimensiones que queramos darle a la caja.

- Pegamento en barra.

- Es posible que necesites cinta adhesiva, sobre todo si no queréis hacer una cajita muy pequeña, ya que igual no disponéis de un papel de tamaño suficientemente grande y en ese caso necesitaréis unir dos o más. En mi caso utilicé celo japonés (lo que veis de puntitos de colores), que sirve para pegar y de paso decora y las uniones quedan muy aparentes.

- Cualquier decoración que se os ocurra: cintas, celo, pegatinas, sellos...


¿Y QUÉ MÁS?
Yo para hacerla me inspiré en un vídeo de Youtube que viene muy bien explicado (bueno, en Youtube hay tropecientos vídeos de este tipo, pero este fue el primero que me salió y la verdad es que está muy bien)


Eso sí, en el vídeo se explica cómo hacer una cajita cuadrada y cuya altura será justo la mitad de su anchura. Esas proporciones la verdad es que están muy bien para muchas cosas, sale una cajita muy cuca, pero según lo que vayamos a empaquetar podemos necesitar otras cosas ¿qué pasa si queremos una cajita más alta o más baja y no tan proporcionada? ¿y si la queremos rectangular (como la mía)?

Esas cuestiones yo las resolví practicando un poco y observando bien los dobleces... ahora os daré algunas pistas, pero para empezar coged el vídeo y haced un par de cajas básicas para practicar, sino quizá no entendáis bien lo que os cuento a continuación.

Para variar la altura de la caja:
Si habéis practicado posiblemente os hayáis dado cuenta ya, pero la altura de la caja se define justo con este doblez:


En el vídeo el doblez se hace justo hasta el centro, y haciéndolo así las proporciones de la caja serán justo las que he comentado antes: la altura será la mitad que la anchura.


Pero si hacemos esos mismos dobleces más hacia el borde, como os muestro aquí abajo, la caja que obtendremos será más bajita, y a cambio la base será más grande:


Y si hacemos los dobleces más hacia el centro la caja será más alta y con la base más pequeñita:


La única pega de hacerlo así es que tenemos que tener mucho cuidado y que los dobleces de los 4 lados nos salgan exactamente a la misma distancia, para que la caja quede bien nivelada.


Para hacer la caja con forma rectangular:
En este caso los dobleces en los que nos tenemos que fijar son los 4 primeros:


Para conseguir la caja cuadrada tenemos que doblar las esquinas justo hacia el centro:


Pues si la queremos rectangular no tenemos más que coger la primera esquina y doblarla más allá del centro del papel:


Y las otras 3 esquinas las doblamos para que nos quede como os enseño ahora:


Una vez hecho eso seguimos doblando para hacer los laterales de la caja tal y como os he comentado ya antes ¡y ya tenemos nuestra cajita!


En fin, espero que las pistillas que os doy os sirvan de algo, vais a perdonarme que no os lo ponga todo paso a paso, pero ando, como siempre, mal de tiempo. Y ya sabéis, el truco está en practicar, cogeos un trozo de papel y probad varias combinaciones... conforme lo hagáis veréis como entendéis mis explicaciones mejor que leyéndolas.

¡¡Besitos de papel!!
Leer más
Esta mañana le he dado a mi compi de trabajo los zapatitos para su niña ¡y le han gustado mucho! pero qué digo ¡¡han causado sensación!! así que os podéis imaginar lo contenta que estoy.

Pero bueno, no venía a hablaros de eso, lo que quería era enseñaros la cajita tan mona que hice para meterlos.


Es un poco cursi (o mejor dicho muy cursi), sí, pero la hice así a propósito, me pareció que quedaría bien para los zapatitos que llevaría dentro.

Y mirad cómo queda por dentro, le puse en la tapa un sellito "Handmade" (¿no es adorable? lo compré hace poco porque me encantó), y los zapatitos van con su etiquetita puesta y todo... ¡que hay que cuidar la marca!


La verdad es que estas cajitas de papel son facilísimas de hacer y te sacan de más de un apuro a la hora de empaquetar cualquier cosita. Es sólo cuestión de buscar un papel del tamaño adecuado y voilá! tenéis la cajita hecha en un periquete.


MATERIALES:
- Papel o cartulina de colores, según lo rígida que queramos que quede. El papel es mucho más fácil de manejar pero la cajita queda más endeble, la cartulina en cambio es más complicada de doblar bien... lo mejor es intentar llegar a un equilibrio entre las dos cosas.
   El tamaño del papel, obviamente dependerá de las dimensiones que queramos darle a la caja.

- Pegamento en barra.

- Es posible que necesites cinta adhesiva, sobre todo si no queréis hacer una cajita muy pequeña, ya que igual no disponéis de un papel de tamaño suficientemente grande y en ese caso necesitaréis unir dos o más. En mi caso utilicé celo japonés (lo que veis de puntitos de colores), que sirve para pegar y de paso decora y las uniones quedan muy aparentes.

- Cualquier decoración que se os ocurra: cintas, celo, pegatinas, sellos...


¿Y QUÉ MÁS?
Yo para hacerla me inspiré en un vídeo de Youtube que viene muy bien explicado (bueno, en Youtube hay tropecientos vídeos de este tipo, pero este fue el primero que me salió y la verdad es que está muy bien)


Eso sí, en el vídeo se explica cómo hacer una cajita cuadrada y cuya altura será justo la mitad de su anchura. Esas proporciones la verdad es que están muy bien para muchas cosas, sale una cajita muy cuca, pero según lo que vayamos a empaquetar podemos necesitar otras cosas ¿qué pasa si queremos una cajita más alta o más baja y no tan proporcionada? ¿y si la queremos rectangular (como la mía)?

Esas cuestiones yo las resolví practicando un poco y observando bien los dobleces... ahora os daré algunas pistas, pero para empezar coged el vídeo y haced un par de cajas básicas para practicar, sino quizá no entendáis bien lo que os cuento a continuación.

Para variar la altura de la caja:
Si habéis practicado posiblemente os hayáis dado cuenta ya, pero la altura de la caja se define justo con este doblez:


En el vídeo el doblez se hace justo hasta el centro, y haciéndolo así las proporciones de la caja serán justo las que he comentado antes: la altura será la mitad que la anchura.


Pero si hacemos esos mismos dobleces más hacia el borde, como os muestro aquí abajo, la caja que obtendremos será más bajita, y a cambio la base será más grande:


Y si hacemos los dobleces más hacia el centro la caja será más alta y con la base más pequeñita:


La única pega de hacerlo así es que tenemos que tener mucho cuidado y que los dobleces de los 4 lados nos salgan exactamente a la misma distancia, para que la caja quede bien nivelada.


Para hacer la caja con forma rectangular:
En este caso los dobleces en los que nos tenemos que fijar son los 4 primeros:


Para conseguir la caja cuadrada tenemos que doblar las esquinas justo hacia el centro:


Pues si la queremos rectangular no tenemos más que coger la primera esquina y doblarla más allá del centro del papel:


Y las otras 3 esquinas las doblamos para que nos quede como os enseño ahora:


Una vez hecho eso seguimos doblando para hacer los laterales de la caja tal y como os he comentado ya antes ¡y ya tenemos nuestra cajita!


En fin, espero que las pistillas que os doy os sirvan de algo, vais a perdonarme que no os lo ponga todo paso a paso, pero ando, como siempre, mal de tiempo. Y ya sabéis, el truco está en practicar, cogeos un trozo de papel y probad varias combinaciones... conforme lo hagáis veréis como entendéis mis explicaciones mejor que leyéndolas.

¡¡Besitos de papel!!

21 comentarios:

  1. que bonita te quedo!! me encantan los lunares y las zapatilals te quedaron preciosas!!! que manitas tienes!!!

    ResponderEliminar
  2. Una caja preciosa, gracias por la explicación. Besos

    ResponderEliminar
  3. muy buen video, y muy buenos consejos, seguro que lo pondre en práctica. Te quedó una cajita fantastica

    ResponderEliminar
  4. Es que has hecho un trabajo excelente, la presentación, la cajita, la etiqueta, todooooo!!! Como no le iba a gustar??? Ya hace días que seguia tus zapatitos y me ha gustado mucho tú evolución, eres una artista que cuida mucho los detalles.
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  5. Pero bueno, que profesional chiquilla. La caja me encanta con su sello y etiqueta, van a quedar encantados.
    Muchas gracias por la información, tenia ganas de hacer mis propias cajitas, siempre me sorprendes con algo nuevo y curioso.
    Un besazo enorme guapa.

    ResponderEliminar
  6. Ahora que tengo práctica con las cajitas cuadradas será cuestión de probar con las rectangulares.

    Te quedó muy chula y lo del celo jamonés ... ¡ideal!

    ResponderEliminar
  7. que pasadaaaa de trabajo,,, todo cuidadito al detalle
    enhorabuena por tu arte
    besitos mil
    ángeles

    ResponderEliminar
  8. Me encanta!!!!!! a mi me haría pena dehacerme de una caja así... y no lo veo cursi... me hago seguidora de tu blog!!! Estas invitada al mío!

    ResponderEliminar
  9. Precioso!!! Cómo todo lo que haces. Me encanta :))

    ResponderEliminar
  10. Que presentación mas bonita y original!!!! cualquier cosa que te propones lo haces!!! precioso!!! un besazo

    ResponderEliminar
  11. No me extraña que hayas causado sensación, los patucos eran una monería y la cajita, el complemento perfecto!
    Gracias por compartir tus truquitos con nosotras! un beso

    ResponderEliminar
  12. Que bonito!! No se si me gusta más la cajita o los patucos, es que están genial!! Tienes la esencia del artesano, hecho a mano y con mucho cariño y se nota en todo lo que haces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. preciosa la cajita..y preciosos los patuquitos...gracias por la explicación guapa!!

    ResponderEliminar
  14. No me extraña que le hayan gustado tanto! Tan adorables que son! Y la cajita es perfecta! Un besito mágico!

    ResponderEliminar
  15. ohhhh cursis i pero es una monada jajaja
    voy a decirle a mi nene q si hacemos un bebe para comprarte unos :D

    ResponderEliminar
  16. No me extraña que causara sensación. Bonita creación guapa. Muak¡

    ResponderEliminar
  17. Ideas para que uses las cintas Japonesas Masking Tape:
    http://networkedblogs.com/kZEGO

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola!

    alae han dado a mi blog el premio "Tu blog me inspira", y hay que pasarlo a 10 blogs. Entre otros he elegido el tuyo. Si quieres puedes pasar a recogerlo en mi blog.
    ¡muak!

    ResponderEliminar
  19. ¡Muchas gracias Chimos!! ¡Y a ti por el premio lamohino!! Bueno, y muchísimas gracias a todas las que me habéis dedicado unas palabritas ¡lo valoro muchísimo! ¡¡GRACIASSSSS!!!

    ResponderEliminar
  20. genial! conocía las cuadradas, pero lo de las rectangulares es un puntazo!!! me vienen genial para meter mis matrioskas de fieltro!!
    muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  21. Muy bonitas ! Y muchas gracias por lo de la caja, voy a probar !

    ResponderEliminar