Parón de una semanilla

Jolín, si es que en cuanto estoy unos días lejos de mi blog me parece que pasan siglos... hoy no os traigo ninguna creación nueva porque esta semana pasada he estado completamente off ¡nada menos que en Inglaterra! me mandaron por historias del trabajo, y aunque he de decir que mis nuevos patucos (aún en proyecto, jeje) viajaron conmigo, no les he podido dedicar ni un minuto, así que han vuelto igual que se fueron...


Y alguno dirá "bueno, al menos has estado en Inglaterra" ¡pero no sabéis lo que decís! porque hemos estado (una compi y yo) en un pueblito en el que no había apenas nada que ver o hacer. El primer día dimos una vuelta y lo vimos todo.


Y encima allí cerraban las tiendas a las 5 de la tarde así que al salir del trabajo estaba todo completamente desierto...


Hacía un mal tiempo que no os podéis imaginar, muchísimo frío, viento y lluvia ¡como aquí en pleno invierno! así que no me quiero imaginar cómo será allí entonces.
Pero bueno, basta ya de quejarme, no todo era tan malo...


Jejeje, esta tienda de donuts la descubrí en el aeropuerto ¡¡menuda pintaza tenía todo!! yo probé uno de los de fresa ¡parecía que tuviera barniz por encima! era tan bonito que daba pena comérselo ¡y bien bueno que me supo!


Y bueno, por fin estoy de vuelta (mi compi la pobre no puede decir lo mismo, le quedan aún unos diitas ¡mucho ánimo!) y a ver si estos días consigo darle un achuchón a mis patucos y os los puedo enseñar, que tengo ya ganas de verlos terminados.

¡¡Muchos kisses!!
Leer más
Jolín, si es que en cuanto estoy unos días lejos de mi blog me parece que pasan siglos... hoy no os traigo ninguna creación nueva porque esta semana pasada he estado completamente off ¡nada menos que en Inglaterra! me mandaron por historias del trabajo, y aunque he de decir que mis nuevos patucos (aún en proyecto, jeje) viajaron conmigo, no les he podido dedicar ni un minuto, así que han vuelto igual que se fueron...


Y alguno dirá "bueno, al menos has estado en Inglaterra" ¡pero no sabéis lo que decís! porque hemos estado (una compi y yo) en un pueblito en el que no había apenas nada que ver o hacer. El primer día dimos una vuelta y lo vimos todo.


Y encima allí cerraban las tiendas a las 5 de la tarde así que al salir del trabajo estaba todo completamente desierto...


Hacía un mal tiempo que no os podéis imaginar, muchísimo frío, viento y lluvia ¡como aquí en pleno invierno! así que no me quiero imaginar cómo será allí entonces.
Pero bueno, basta ya de quejarme, no todo era tan malo...


Jejeje, esta tienda de donuts la descubrí en el aeropuerto ¡¡menuda pintaza tenía todo!! yo probé uno de los de fresa ¡parecía que tuviera barniz por encima! era tan bonito que daba pena comérselo ¡y bien bueno que me supo!


Y bueno, por fin estoy de vuelta (mi compi la pobre no puede decir lo mismo, le quedan aún unos diitas ¡mucho ánimo!) y a ver si estos días consigo darle un achuchón a mis patucos y os los puedo enseñar, que tengo ya ganas de verlos terminados.

¡¡Muchos kisses!!

3 comentarios:

  1. Hombre....por lo menos has estado alli no? jejeje por lo que veo en las fotos es un poco triste ese pueblo no?? Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa! Sólo por los donuts, merece la pena el viaje, que pintaza, madre mía, je,je.
    Tengo unas ganas de un viajecito a Inglaterra que ni te lo imaginas.
    Estoy deseando de ver esos patucos erminados.
    Un beso fuerte, fuerte cielo.

    ResponderEliminar
  3. ohhh que chulo!! y las fotos me encantan!!!!

    q buen gusto

    y esa bolleria. pufff

    ResponderEliminar