Palmeritas de jamón york y queso

Hola caracolas! Aquí estoy de nuevo, con otra receta, porque el tema creativo va lento últimamente y no quiero dejar abandonadito el blog... así que aprovecho para inaugurar la sección de RECETAS SALADAS, que ya estaba bien de dulces...


Resulta que ayer estaba yo haciendo "mi ronda" por los blogs y, entre otros, llegó el turno de "Para estar por casa". La verdad es que ese blog me gusta mucho, tiene recetas, trucos caseros... ¡imprescindible! no dudéis en pasar a hacer una visita. Yo suelo estar atenta a las novedades, y la novedad de ayer fue precisamente esta receta que ahora os traigo. Lo más gracioso es que la entrada en cuestión empezaba con un "Esta receta para muchos de vosotros no es nueva. Pero [...] no he podido resistirme a publicarla" pues mira tú por dónde ¡menos mal que al final la publicaste! porque yo por lo menos no la conocía, y bien interesante que es... por eso hoy soy yo la que la comparto, por si alguien, como yo, no la conoce y le apetece probar.


¿A que tienen buena pinta? y no os hacéis una idea de lo fáciles que son y lo ricas que están, aparte de que admiten mil y una variantes. Yo conforme ví la receta en el blog hice repaso mental, llegué a la conclusión de que tenía todos los ingredientes y sobre la marcha me metí en la cocina... ¡me solucionó la cena! y para la próxima "reunión" que organice en casa las pondré de aperitivo seguro.


INGREDIENTES:
- Una lámina de hojaldre
- Jamón de york
- Queso rallado
- Sal
- Oregano
- 1 huevo


¡VAMOS QUE NOS VAMOS!
- Cogemos la lámina de hojaldre y la estiramos un poco con un rodillo para hacerla un poquito más grande. Yo como veréis suelo añadir un poquitín de harina en este proceso para evitar que se me pegue.


- Cubrimos el hojaldre con jamón de york y añadimos por encima el queso rayado (cuidado con mi foto, yo creo que me pasé un poco con el queso). Añadimos por encima un poquito de sal y orégano al gusto.


- Ahora viene la parte divertida, que es enrollar el hojadre desde ambos extremos hacia el centro. A mí me costó trabajo porque había echado demasiado queso y no había forma de que el hojaldre se quedara enrollado ¡se me abría! al final tuve que coger el huevo, batirlo, y ponerle un poco por el centro para que el hojaldre se pegara. Pero vamos, eso fue un truco que improvisé sobre la marcha y en principio no haría falta hacerlo.


- Llegados a este punto, es el momento de encender el horno e irlo precalentando a 180ºC.

- Cogemos nuestro rollo, vamos cortando rebanadas de 1cm de ancho aproximadamente (eso también va un poco al gusto) y las vamos colocando sobre una bandeja de horno, dejándolas un poco separadas entre sí porque al cocerse el hojaldre crecerá.


- Por último cogemos el huevo, lo batimos (como os he dicho, yo tuve que adelantar este paso) y pincelamos bien todas las rodajitas.

- Lo metemos en el horno y sólo nos queda esperar a que estén doraditas... yo las tuve media hora aproximadamente, y creo que las saqué un poquitín pronto, pero es que teníamos hambre y no pudimos esperar, jajajaja ¡demasiado que hice fotos antes de que desaparecieran! y alguna sobró, así que hoy ya os puedo decir ¡que estaban más ricas recién hechas! pero vamos, que al día siguiente no están nada mal.


Así que ya sabéis, si queréis un aperitivo fácil de hacer y original ¡probad estas palmeritas! seguro que repetís.

¡Besitos de quesito!
Leer más
Hola caracolas! Aquí estoy de nuevo, con otra receta, porque el tema creativo va lento últimamente y no quiero dejar abandonadito el blog... así que aprovecho para inaugurar la sección de RECETAS SALADAS, que ya estaba bien de dulces...


Resulta que ayer estaba yo haciendo "mi ronda" por los blogs y, entre otros, llegó el turno de "Para estar por casa". La verdad es que ese blog me gusta mucho, tiene recetas, trucos caseros... ¡imprescindible! no dudéis en pasar a hacer una visita. Yo suelo estar atenta a las novedades, y la novedad de ayer fue precisamente esta receta que ahora os traigo. Lo más gracioso es que la entrada en cuestión empezaba con un "Esta receta para muchos de vosotros no es nueva. Pero [...] no he podido resistirme a publicarla" pues mira tú por dónde ¡menos mal que al final la publicaste! porque yo por lo menos no la conocía, y bien interesante que es... por eso hoy soy yo la que la comparto, por si alguien, como yo, no la conoce y le apetece probar.


¿A que tienen buena pinta? y no os hacéis una idea de lo fáciles que son y lo ricas que están, aparte de que admiten mil y una variantes. Yo conforme ví la receta en el blog hice repaso mental, llegué a la conclusión de que tenía todos los ingredientes y sobre la marcha me metí en la cocina... ¡me solucionó la cena! y para la próxima "reunión" que organice en casa las pondré de aperitivo seguro.


INGREDIENTES:
- Una lámina de hojaldre
- Jamón de york
- Queso rallado
- Sal
- Oregano
- 1 huevo


¡VAMOS QUE NOS VAMOS!
- Cogemos la lámina de hojaldre y la estiramos un poco con un rodillo para hacerla un poquito más grande. Yo como veréis suelo añadir un poquitín de harina en este proceso para evitar que se me pegue.


- Cubrimos el hojaldre con jamón de york y añadimos por encima el queso rayado (cuidado con mi foto, yo creo que me pasé un poco con el queso). Añadimos por encima un poquito de sal y orégano al gusto.


- Ahora viene la parte divertida, que es enrollar el hojadre desde ambos extremos hacia el centro. A mí me costó trabajo porque había echado demasiado queso y no había forma de que el hojaldre se quedara enrollado ¡se me abría! al final tuve que coger el huevo, batirlo, y ponerle un poco por el centro para que el hojaldre se pegara. Pero vamos, eso fue un truco que improvisé sobre la marcha y en principio no haría falta hacerlo.


- Llegados a este punto, es el momento de encender el horno e irlo precalentando a 180ºC.

- Cogemos nuestro rollo, vamos cortando rebanadas de 1cm de ancho aproximadamente (eso también va un poco al gusto) y las vamos colocando sobre una bandeja de horno, dejándolas un poco separadas entre sí porque al cocerse el hojaldre crecerá.


- Por último cogemos el huevo, lo batimos (como os he dicho, yo tuve que adelantar este paso) y pincelamos bien todas las rodajitas.

- Lo metemos en el horno y sólo nos queda esperar a que estén doraditas... yo las tuve media hora aproximadamente, y creo que las saqué un poquitín pronto, pero es que teníamos hambre y no pudimos esperar, jajajaja ¡demasiado que hice fotos antes de que desaparecieran! y alguna sobró, así que hoy ya os puedo decir ¡que estaban más ricas recién hechas! pero vamos, que al día siguiente no están nada mal.


Así que ya sabéis, si queréis un aperitivo fácil de hacer y original ¡probad estas palmeritas! seguro que repetís.

¡Besitos de quesito!

12 comentarios:

  1. Que si tienen buena pinta? Es que me comería la foto!! jajaja. Grácias por compartir, intentaré la recepta, no sé si hacer la cena o pasar directamente hacer el postre!!
    Bsitos!!

    ResponderEliminar
  2. Una idea genial, no la conocía. Pronto voy a organizar una cena con los amigos, y esta receta la haré seguro, ya te contaré, las tuyas tienen una pinta deliciosa...
    Un besote y gracias por estas ideas.

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente hacerlas, las de azúcar me encantan y creo que una vez les puse chocolate, siempre pienso que la próxima vez les pondré jamón dulce y queso, pero luego las vuelvo a hacer de azúcar... me encanta el dulce!

    ResponderEliminar
  4. bufff pero que bueno no?
    Esto se me pone en las caderas solo de verlo jajaja

    ResponderEliminar
  5. Que facil de hacer!!! esta tambien tengo que probarla, ayyy dios si es que pones unas recetas muy apetecibles!!!! me pasaré por el blog que mencionas, un besazo

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta , dan ganas de darle un bocado.

    ResponderEliminar
  7. Que delicia, para chuparse los dedos y no dejar nada en el plato, ummmmmm.Un besinnn.

    ResponderEliminar
  8. mmmmm, qué buena pinta tiene!!!!voy a ponerla en práctica!!!

    ResponderEliminar
  9. Umnnnnn que hambre a estas horas!!!
    Muchas gracias por tus palabras wapa, a mi me encanto compartir el dia de ayer contigo, dos andaluzas por Madrid, jaja. Un besito y a ver si tenemos otro encuentro.

    ResponderEliminar
  10. Ayer mismo hice yo palmeritas para llevarme hoy para media mañana, pero yo las hice con azúcar y algunas las "chocolateé". Ya probaré en otra ocasión estas saladas, tienen que estar ricas ^^

    ResponderEliminar
  11. Los hice esta noche para el club de lectura.

    No me gusta como me quedó descongelada la masa, pero aún así, y que les puse mucha temperatura para que se hicieran rápido, han tenido éxito.

    Le puse tranchetes, pero me olvidé el orégano.

    Ya puedes darme más ideas que en dos meses vuelvo a tener club de lectura, jajaja

    ResponderEliminar
  12. Hoolaaa!! Me he topado por casualidad con tu blog ahora mientras estaba visitando blogs por Internet y que ilusión me ha hecho descubrir que hayas hecho una receta mía. Te quedaron estupendas las palmeritas, esta receta yo la hago muchas veces porque es tan fácil y se hace tan prontito... Voy a conocer un poco más tu blog. Encantada de conocerte, un saludo!!

    ResponderEliminar