Gominolas de gelatina

¡Pues sí chicas, como lo oís!! Hace poco que descubrí en la web de "Huevos fritos" ¡una receta para hacer gominolas!!

Con una pequeña limitación, y es que están hechas de gelatina, así que los sabores que se pueden obtener vienen dados por los sabores de gelatina que podamos encontrar en el mercado, pero bueno, creo que también es cuestión de jugar con diferentes combinaciones... al final, como en todo, el límite está en nuestra imaginación y en las ganas que tengamos de experimentar.

Yo las empecé a hacer el sábado por la tarde y las terminé el domingo por la mañana, porque hay que dejarlas reposar 12 horas en el molde. Pero vamos, que a día de hoy quedan la mitad... jajajaja, no son perfectas, pero están ricas, y más teniendo en cuenta que son las primeras que hago!!

Judgaz vosotros mismos...


¿A que tienen buena pinta? ¡y son facilíiiisimas de hacer!


Arriba del todo tenéis el enlace a la receta original, pero de todos modos aquí os dejo mi transcripción:

INGREDIENTES:
- 1 sobre de gelatina de sabor (85 g)
- 2 sobres de gelatina neutra (10 g por sobre)
- 200 ml de agua
- 300 g de azúcar
- Más azúcar para la cobertura
- Aceite de girasol para engrasar los moldes
- Moldes de silicona, de esos para hielo o bombones, con formas divertidas

PREPARACIÓN:
- Calentamos el agua, hasta que esté a punto de hervir
- Bajamos el fuego y añadimos las gelatinas, sin dejar de remover, manteniendo el fuego suave
- Añadimos el azúcar y seguimos removiendo todo durante unos 10 minutos
- Apartamos del fuego y rápidamente engrasamos los moldes con aceite de girasol. Aseguraos de que engrasáis bien todos los rincones del molde porque si no luego no habrá forma de desmoldar (yo dejé un molde sin engrasar para comprobarlo, jeje ¡no os lo aconsejo!)
- Una vez engrasados los moldes, vertemos con cuidado la mezcla, y los dejamos reposar a temperatura ambiente durante 12 horas.
- Desmoldamos y rebozamos en azúcar
- ¡Listas para comer!! aunque para mi gusto están mejor al día siguiente... si las dejáis al aire se van poniendo un poco más duritas y consistentes.

VARIANTES:
- En vez de agua se puede echar leche o zumo para conseguir gominolas diferentes.
- En vez de utilizar moldes de silicona se puede dejar enfriar la mezcla en una bandeja y tras el reposo de 12 horas cortar formas con cortapastas... aunque yo ha probado también esta opción y es mucho más engorrosa.
- No todas las marcas de gelatina son igual de dulces. Yo utilicé gelatina Royal y creo que la cantidad de azúcar era excesiva, para la próxima echaré un poco menos, pero eso ya depende del gusto de cada uno... se trata de encontrar el punto.
- El azúcar para rebozar se puede moler un poco para que no resulte tan basta la cobertura. Incluso se podría utilizar azúcar glas... es cuestión de probar.
- El azúcar de cobertura se puede mezclar con pica-pica, para darle un toque ácido a las gominolas.
- En vez de azúcar se puede utilizar otro tipo de cobertura... imaginación al poder!

Y nada más... ¡ya me contaréis cuando probéis!
Leer más
¡Pues sí chicas, como lo oís!! Hace poco que descubrí en la web de "Huevos fritos" ¡una receta para hacer gominolas!!

Con una pequeña limitación, y es que están hechas de gelatina, así que los sabores que se pueden obtener vienen dados por los sabores de gelatina que podamos encontrar en el mercado, pero bueno, creo que también es cuestión de jugar con diferentes combinaciones... al final, como en todo, el límite está en nuestra imaginación y en las ganas que tengamos de experimentar.

Yo las empecé a hacer el sábado por la tarde y las terminé el domingo por la mañana, porque hay que dejarlas reposar 12 horas en el molde. Pero vamos, que a día de hoy quedan la mitad... jajajaja, no son perfectas, pero están ricas, y más teniendo en cuenta que son las primeras que hago!!

Judgaz vosotros mismos...


¿A que tienen buena pinta? ¡y son facilíiiisimas de hacer!


Arriba del todo tenéis el enlace a la receta original, pero de todos modos aquí os dejo mi transcripción:

INGREDIENTES:
- 1 sobre de gelatina de sabor (85 g)
- 2 sobres de gelatina neutra (10 g por sobre)
- 200 ml de agua
- 300 g de azúcar
- Más azúcar para la cobertura
- Aceite de girasol para engrasar los moldes
- Moldes de silicona, de esos para hielo o bombones, con formas divertidas

PREPARACIÓN:
- Calentamos el agua, hasta que esté a punto de hervir
- Bajamos el fuego y añadimos las gelatinas, sin dejar de remover, manteniendo el fuego suave
- Añadimos el azúcar y seguimos removiendo todo durante unos 10 minutos
- Apartamos del fuego y rápidamente engrasamos los moldes con aceite de girasol. Aseguraos de que engrasáis bien todos los rincones del molde porque si no luego no habrá forma de desmoldar (yo dejé un molde sin engrasar para comprobarlo, jeje ¡no os lo aconsejo!)
- Una vez engrasados los moldes, vertemos con cuidado la mezcla, y los dejamos reposar a temperatura ambiente durante 12 horas.
- Desmoldamos y rebozamos en azúcar
- ¡Listas para comer!! aunque para mi gusto están mejor al día siguiente... si las dejáis al aire se van poniendo un poco más duritas y consistentes.

VARIANTES:
- En vez de agua se puede echar leche o zumo para conseguir gominolas diferentes.
- En vez de utilizar moldes de silicona se puede dejar enfriar la mezcla en una bandeja y tras el reposo de 12 horas cortar formas con cortapastas... aunque yo ha probado también esta opción y es mucho más engorrosa.
- No todas las marcas de gelatina son igual de dulces. Yo utilicé gelatina Royal y creo que la cantidad de azúcar era excesiva, para la próxima echaré un poco menos, pero eso ya depende del gusto de cada uno... se trata de encontrar el punto.
- El azúcar para rebozar se puede moler un poco para que no resulte tan basta la cobertura. Incluso se podría utilizar azúcar glas... es cuestión de probar.
- El azúcar de cobertura se puede mezclar con pica-pica, para darle un toque ácido a las gominolas.
- En vez de azúcar se puede utilizar otro tipo de cobertura... imaginación al poder!

Y nada más... ¡ya me contaréis cuando probéis!

10 comentarios:

  1. Con lo que me gustan las gominolas!!! Lo probaré a ver que tal.
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Yoooomy, se antojan, y no son difíciles de hacer, gracias por el dato, seguro lo intentare, aunque la cocina no es lo mio ^_^
    Cuídate y que tengas una buena semana.
    Ciao

    ResponderEliminar
  3. Yo las hice tambien y estan riquisimas, prueba tambien a hacer las nubes que tambien se hace con gelatina. Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Tengo la receta en mi blog de cocina y llevo haciéndolas desde hace mucho tiempo porque cuando las pruebas, no pudes parar. Son mejores que las que venden y más sanas.
    Oye, para ser las primeras te han quedado muy bien!!
    Tienen muy buena pinta!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa, pasate por mi blog, te he dejado una cosita. Por cierto, que buena pinta tienen, yo me pillo la recetita segurisimo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Yo las hice una vez y me encantó el resultado! Buenísimas!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué pinta tiene eso! Me muero de ganas de probarlo

    ResponderEliminar
  8. con lo que me gustan a mi las gominolas . . . voy a probar a ver que me sale . . .muchas gracias por la receta , las tuyas tienen una pinta estupenda , muxus

    ResponderEliminar
  9. Estas gominolas se las hacía yo a mi hermana cuando era pequeñita, y están muyyyy buenas, blanditas, blanditas jeje Bss (Esther.brochesycia) Blogger sigue sin dejarme comentar con mi cuenta :(

    ResponderEliminar
  10. Puedes probar a usar gelatina neutra y zumo de frutas, más sanas y así tienes más sabores

    ResponderEliminar