Mariposa en diadema

Buenas a todos y todas!! ¿Qué tal ha ido el fin de semana? Ains, el mío se ha hecho muy cortito,porque ayer lo pasé intentando ponerme al día con mi nuevo ordenador. Esto es como todo, que por un lado genial, porque mi anterior compañero de viajes está ya el pobre muy achacoso y estaba viendo que me iba a abandonar en cualquier momento... pero por otro lado, este nuevo compañero tiene toda la inexperiencia de su corta edad... y tardaré un poquito aún en domarlo, jeje, así que ayer se me fué casi todo el día entre trasvase de datos, copias de seguridad, drivers y antivirus ¡qué lata!!

Pero bueno, aquí traigo un nuevo tallercito para abandonar los disgustos de la vida terrenal y volar directos a las nubes... una diadema que anticipa la primavera que pronto llegará.


A mí me encanta!! Y eso que en la foto no se aprecian todos los brillitos... Además, como tengo el pelo oscuro y la diadema es muy finita, cuando me la pongo no se ve y se crea el efecto de que la mariposa está posada en mi cabeza o algo así, jiji. Ayer a mi mayor admiradora le gustó un montón, y con eso me basta ¡siempre me fio de su opinión!!


NECESITAREMOS:

- Papel y lápiz
- Fieltro de un par de colores diferentes, de venta en mercerías, tiendas de manualidades...
- Tijeras
- Aguja e hilo de bordar, de un color que quede bien con los colores del fieltro
- Pegamento para tela (ver más)
- Una diadema metálica, de las que venden para forrar... yo las compré a buen precio en materialparamanualidades.
- Abalorios pequeñitos o cualquier otro elemento que queramos para la decoración
- Un pelín de alambre fino para las antenas


Y CON ESO Y UN BIZCOCHO...

- En este caso, como la figura era para una diadema, quería hacerla plana y no meterle relleno. Por eso utilicé la técnica que yo llamo "por capas" y que trata básicamente de montar varias capas de fieltro, una encima de otra, de forma que cada capa deje ver trozos de la anterior para ir formando el dibujo. De esa forma, al haber varias capas, el fieltro toma cierta entidad y rigidez.

- Así que lo primer es decidir qué queremos hacer exactamente (en este caso una mariposa) y cómo vamos a formar el dibujo a base de capas. Este ejemplo es bastante sencillo pero se nos pueden ocurrir diseños en los que la distribución de las capas no sea tan intuitiva como aquí.

- Para empezar nos dibujamos una plantilla en papel. Quizá no sea necesario hacer una plantilla para todas las piezas, en mi caso yo dibujé una plantilla base para la mariposa morada, y con esa misma plantilla, recortándola un poco más grande, saqué la mariposa gris de la que se ve el borde exterior, y recortándola un poco más pequeña conseguí las piezas centrales grises. Es cuestión de intentar ahorrarse trabajo.

- Una vez que tengamos la plantilla o plantillas, vamos recortando las diferentes piezas de fieltro. En este caso tendremos, en este orden, una mariposa grande gris, una mariposa morada algo más pequeña y cuatro piezas grises frontales.

- A la hora de montar las piezas yo empecé a partir de la mariposa morada (segunda capa), dejando la mariposa gris de base para el final, ahora veréis por qué.

- Pegamos las piezas frontales grises sobre la mariposa morada con pegamento de tela. Cuidado no echar mucho porque el fieltro se pone muy duro y no queda bien.

- Con el hilo de bordar y la aguja vamos bordando el diseño que queramos sobre las alas y el cuerpo, procurando que ambas alas sean simétricas (esto es lo más dificil!!). Podemos ir intercalando abalorios en el bordado o bien dejar éstos para el final y coserlos a las alas cuando ya hayamos terminado de bordar.

- Por otro lado recortamos un rectángulito de fieltro y lo cosemos a la mariposa grande gris en el centro, dejando un espacio para luego poder pasar la diadema por dentro.

- A estas alturas nuestra mariposa debería estar más o menos así (aunque le faltan los abalorios):


- Y si miramos ambas piezas por detrás... bueno, estará más o menos feo según la costumbre que tengamos de bordar:


- Pero precisamente por eso es bueno dejar la pieza del fondo para el final, porque de ese modo ahora, pegando una pieza sobre la otra, todos los hilachos que hayamos podido dejar al bordar se esconden, y nuestra mariposa quedará con un aspecto de lo más profesional.

- Como remate final deciros que yo hice unas pequeñas antenas con un trocito de alambre y un par de abalorios en las puntas. Los metí entre las dos capas en el momento de pegarlas entre sí y cuando el pegamento se secó se quedaron perfectamente fijadas.

- Y ya está!! Ya sólo tenemos que meter la diadema por el rectangulito que dejamos en la parte de atrás ¡¡y a lucirla!! La ventaja de no pegar la mariposa a la diadema es que así podemos regular la altura a la que queremos que se nos quede cada vez, porque todo el mundo puede cambiar de opinión...

Ya sabéis ¡¡las diademas están de moda!! así que venga, a hacer diademas se ha dicho!

Un besote!!
Leer más
Buenas a todos y todas!! ¿Qué tal ha ido el fin de semana? Ains, el mío se ha hecho muy cortito,porque ayer lo pasé intentando ponerme al día con mi nuevo ordenador. Esto es como todo, que por un lado genial, porque mi anterior compañero de viajes está ya el pobre muy achacoso y estaba viendo que me iba a abandonar en cualquier momento... pero por otro lado, este nuevo compañero tiene toda la inexperiencia de su corta edad... y tardaré un poquito aún en domarlo, jeje, así que ayer se me fué casi todo el día entre trasvase de datos, copias de seguridad, drivers y antivirus ¡qué lata!!

Pero bueno, aquí traigo un nuevo tallercito para abandonar los disgustos de la vida terrenal y volar directos a las nubes... una diadema que anticipa la primavera que pronto llegará.


A mí me encanta!! Y eso que en la foto no se aprecian todos los brillitos... Además, como tengo el pelo oscuro y la diadema es muy finita, cuando me la pongo no se ve y se crea el efecto de que la mariposa está posada en mi cabeza o algo así, jiji. Ayer a mi mayor admiradora le gustó un montón, y con eso me basta ¡siempre me fio de su opinión!!


NECESITAREMOS:

- Papel y lápiz
- Fieltro de un par de colores diferentes, de venta en mercerías, tiendas de manualidades...
- Tijeras
- Aguja e hilo de bordar, de un color que quede bien con los colores del fieltro
- Pegamento para tela (ver más)
- Una diadema metálica, de las que venden para forrar... yo las compré a buen precio en materialparamanualidades.
- Abalorios pequeñitos o cualquier otro elemento que queramos para la decoración
- Un pelín de alambre fino para las antenas


Y CON ESO Y UN BIZCOCHO...

- En este caso, como la figura era para una diadema, quería hacerla plana y no meterle relleno. Por eso utilicé la técnica que yo llamo "por capas" y que trata básicamente de montar varias capas de fieltro, una encima de otra, de forma que cada capa deje ver trozos de la anterior para ir formando el dibujo. De esa forma, al haber varias capas, el fieltro toma cierta entidad y rigidez.

- Así que lo primer es decidir qué queremos hacer exactamente (en este caso una mariposa) y cómo vamos a formar el dibujo a base de capas. Este ejemplo es bastante sencillo pero se nos pueden ocurrir diseños en los que la distribución de las capas no sea tan intuitiva como aquí.

- Para empezar nos dibujamos una plantilla en papel. Quizá no sea necesario hacer una plantilla para todas las piezas, en mi caso yo dibujé una plantilla base para la mariposa morada, y con esa misma plantilla, recortándola un poco más grande, saqué la mariposa gris de la que se ve el borde exterior, y recortándola un poco más pequeña conseguí las piezas centrales grises. Es cuestión de intentar ahorrarse trabajo.

- Una vez que tengamos la plantilla o plantillas, vamos recortando las diferentes piezas de fieltro. En este caso tendremos, en este orden, una mariposa grande gris, una mariposa morada algo más pequeña y cuatro piezas grises frontales.

- A la hora de montar las piezas yo empecé a partir de la mariposa morada (segunda capa), dejando la mariposa gris de base para el final, ahora veréis por qué.

- Pegamos las piezas frontales grises sobre la mariposa morada con pegamento de tela. Cuidado no echar mucho porque el fieltro se pone muy duro y no queda bien.

- Con el hilo de bordar y la aguja vamos bordando el diseño que queramos sobre las alas y el cuerpo, procurando que ambas alas sean simétricas (esto es lo más dificil!!). Podemos ir intercalando abalorios en el bordado o bien dejar éstos para el final y coserlos a las alas cuando ya hayamos terminado de bordar.

- Por otro lado recortamos un rectángulito de fieltro y lo cosemos a la mariposa grande gris en el centro, dejando un espacio para luego poder pasar la diadema por dentro.

- A estas alturas nuestra mariposa debería estar más o menos así (aunque le faltan los abalorios):


- Y si miramos ambas piezas por detrás... bueno, estará más o menos feo según la costumbre que tengamos de bordar:


- Pero precisamente por eso es bueno dejar la pieza del fondo para el final, porque de ese modo ahora, pegando una pieza sobre la otra, todos los hilachos que hayamos podido dejar al bordar se esconden, y nuestra mariposa quedará con un aspecto de lo más profesional.

- Como remate final deciros que yo hice unas pequeñas antenas con un trocito de alambre y un par de abalorios en las puntas. Los metí entre las dos capas en el momento de pegarlas entre sí y cuando el pegamento se secó se quedaron perfectamente fijadas.

- Y ya está!! Ya sólo tenemos que meter la diadema por el rectangulito que dejamos en la parte de atrás ¡¡y a lucirla!! La ventaja de no pegar la mariposa a la diadema es que así podemos regular la altura a la que queremos que se nos quede cada vez, porque todo el mundo puede cambiar de opinión...

Ya sabéis ¡¡las diademas están de moda!! así que venga, a hacer diademas se ha dicho!

Un besote!!

6 comentarios:

  1. Hola guapi, gracias por ser seguidora mia, y dejarme tus comentarios, así que aqui estoy yo tambien para seguirte y apoyarte que veo que estás empezando en este mundillo tan bonito.

    Besos y suerte con tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias!! Eres un solete!! Y una artistaza...

    ResponderEliminar
  3. Como para no gustar, si es una monadaaaaaaaa. Además, que sí, que te queda muy bien :) ¡Vaya artista! Si no fuera porque yo no soy de llevar estas cosas... me hacía otra seguro.

    ResponderEliminar
  4. Mi aportación personal: si alguien no es muy amigo de las diademitas esas (a mí no me hacen mucho el apaño) siempre puede sujetarsela al pelo con una horquilla en el sitio donde se mete la diadema y ¡listo! :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Pues claro! si yo he hecho diadema, pero podría ser broche, horquilla, llavero... ¡ahí está la gracia!!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el tutorial y muy chula la diadema!! Bss

    ResponderEliminar