Piruleta para tu solapa

Bueno, pues para empezar me ha parecido que merecía un sitio en este blog el broche con el que me introduje en el mundo de los broches de fieltro, hace ya un par de años.

La verdad es que no voy a tener todo el tiempo que me gustaría para hacer cositas nuevas e irlas poniendo en el blog, porque para este año me he propuesto que tiene que caer el proyecto fin de carrera que todavía tengo pendiente, y que ya me está empezando a estorbar bastante; pero llevaba ya tiempo pensando en esto de comenzar con un blog... así que voy a ir tirando de cositas que ya tengo hechas y que aunque ya tengan tiempo y uso les tengo cariño y se merecen un huequito aquí ¡las iré intercalando con mis nuevas creaciones!!

Y dicho lo dicho, aquí os presento a mi piruleta de fieltro!


Acababa de comprar fieltro de colores y conforme se me ocurrió la idea no me lo pensé... ahora cada vez que me lo pongo siempre hay alguien que me gasta alguna bromilla, pero a mí me da igual ¡porque me encanta!

Os animo a aventuraros con algo de fieltro, es un material de lo más agradecido, muy fácil de manejar y que sin embargo puede dar resultados la mar de profesionales.


MATERIALES:

- Fieltro de color rojo (en mi caso lo compré en el Corte Inglés, un block de esos para niños que traía fieltro de 10 colores diferentes, todos muy vivos)

- El palito de un chupa-chups (que me estuve comiendo mientras cosía el corazón)

- Hilo blanco un poquito grueso

- Miraguano, guata o cualquier otro tipo de fibra para el relleno

- Un imperdible

- Cuentas, lentejuelas... y un poco de pegamento


Y HACEMOS MAGIA...

- Lo primero fue dibujar en un papel el corazón que quería hacer, lo recorté y lo utilicé como plantilla para recortar dos corazones idénticos en fieltro. Lo mismo os aconsejo para cualquier diseño, es mejor dibujarlo primero en papel y pasarlo luego al fieltro.

- A continuación fijamos el imperdible al corazón que irá en la parte de atrás. Hay muchas formas de hacerlo, en mi caso cogí un trocito de fieltro rojo y lo cosí al corazón dejando el imperdible en medio. Tambien hay cierres que se venden expresamente para los broches, y que tienen dos o tres agujeritos para facilitar el coserlos.


- Ahora es el momento de decorar la parte de alante del broche. En este caso me limité a pegarle unas lentejuelas en un ladito, pero se le pueden coser algunos abalorios o hacerle algún tipo de bordado... es importante hacer todo eso ahora y no esperar al final, porque entonces será mucho más dificil!

- Cuando terminemos hay que unir los dos corazones entre sí, dejando el pico de abajo para el final. Yo utilicé un hilo blanco grueso porque quería que se viera la costura, creo ue le da un punto bonito, pero también se puede hacer con un hilo rojo más finto y la costura quedaría bastante invisible.

- Para conseguir que se quede gordito dejamos la costura sin terminar, dejando un hueco entre los dos corazones por la parte de abajo. Por ahí metemos el miraguano, y para rematar, el palito del chupa-chups.

- Y para terminar cerramos completamente el hueco terminando la costura... es importante pillar bien el palito y apretar el hilo a su alrededor para que luego no se caiga. Si queréis asegurarlo se puede utilizar un poco de pegamento.

- ¡¡Tachán!!! ¡ya tenemos broche! fácil, barato... magia de la buena ;)
Leer más
Bueno, pues para empezar me ha parecido que merecía un sitio en este blog el broche con el que me introduje en el mundo de los broches de fieltro, hace ya un par de años.

La verdad es que no voy a tener todo el tiempo que me gustaría para hacer cositas nuevas e irlas poniendo en el blog, porque para este año me he propuesto que tiene que caer el proyecto fin de carrera que todavía tengo pendiente, y que ya me está empezando a estorbar bastante; pero llevaba ya tiempo pensando en esto de comenzar con un blog... así que voy a ir tirando de cositas que ya tengo hechas y que aunque ya tengan tiempo y uso les tengo cariño y se merecen un huequito aquí ¡las iré intercalando con mis nuevas creaciones!!

Y dicho lo dicho, aquí os presento a mi piruleta de fieltro!


Acababa de comprar fieltro de colores y conforme se me ocurrió la idea no me lo pensé... ahora cada vez que me lo pongo siempre hay alguien que me gasta alguna bromilla, pero a mí me da igual ¡porque me encanta!

Os animo a aventuraros con algo de fieltro, es un material de lo más agradecido, muy fácil de manejar y que sin embargo puede dar resultados la mar de profesionales.


MATERIALES:

- Fieltro de color rojo (en mi caso lo compré en el Corte Inglés, un block de esos para niños que traía fieltro de 10 colores diferentes, todos muy vivos)

- El palito de un chupa-chups (que me estuve comiendo mientras cosía el corazón)

- Hilo blanco un poquito grueso

- Miraguano, guata o cualquier otro tipo de fibra para el relleno

- Un imperdible

- Cuentas, lentejuelas... y un poco de pegamento


Y HACEMOS MAGIA...

- Lo primero fue dibujar en un papel el corazón que quería hacer, lo recorté y lo utilicé como plantilla para recortar dos corazones idénticos en fieltro. Lo mismo os aconsejo para cualquier diseño, es mejor dibujarlo primero en papel y pasarlo luego al fieltro.

- A continuación fijamos el imperdible al corazón que irá en la parte de atrás. Hay muchas formas de hacerlo, en mi caso cogí un trocito de fieltro rojo y lo cosí al corazón dejando el imperdible en medio. Tambien hay cierres que se venden expresamente para los broches, y que tienen dos o tres agujeritos para facilitar el coserlos.


- Ahora es el momento de decorar la parte de alante del broche. En este caso me limité a pegarle unas lentejuelas en un ladito, pero se le pueden coser algunos abalorios o hacerle algún tipo de bordado... es importante hacer todo eso ahora y no esperar al final, porque entonces será mucho más dificil!

- Cuando terminemos hay que unir los dos corazones entre sí, dejando el pico de abajo para el final. Yo utilicé un hilo blanco grueso porque quería que se viera la costura, creo ue le da un punto bonito, pero también se puede hacer con un hilo rojo más finto y la costura quedaría bastante invisible.

- Para conseguir que se quede gordito dejamos la costura sin terminar, dejando un hueco entre los dos corazones por la parte de abajo. Por ahí metemos el miraguano, y para rematar, el palito del chupa-chups.

- Y para terminar cerramos completamente el hueco terminando la costura... es importante pillar bien el palito y apretar el hilo a su alrededor para que luego no se caiga. Si queréis asegurarlo se puede utilizar un poco de pegamento.

- ¡¡Tachán!!! ¡ya tenemos broche! fácil, barato... magia de la buena ;)

3 comentarios:

  1. ayyyyyyyyyyyy que chachi, creo que me haré uno porque tengo fieltro ahí que aún no he usado más que para un encargo que me hicieron unas mariquitas y tengo un montón para hacer cosas y de muchos colores.
    Por cierto que grosor usas?
    gracias :D

    ResponderEliminar
  2. Jaja, cuando empecé me limité a comprar un paquete de fieltro de varios colores, de este que venden para las manualidades de los niños y claro, ni grosores ni nada. Lo de que había diferentes grosores lo aprendí después, y ahora lo tengo de grosores diferentes, pero siempre tiendo a que sea finito 1 ó 2 mm, me resulta más manejable cuanto más fino.

    ResponderEliminar
  3. gracias por contestar, yo es que tan fino por las tiendas de Las Palmas no encuentro. tendré que pedir online, a ver si busco porque a mi tb me gusta más fino.
    Besitos

    ResponderEliminar